Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Hace un par de años comprarse un altavoz inteligente —tampoco había muchos en el mercado— era considerado una temeridad. No solo no había muchos dispositivos compatibles con ellos: además sus funcionalidades eran aún muy limitadas.

Sin embargo, 2018 fue el año clave, en que esta tecnología alcanzó la madurez. De hecho, según Amazon los Altavoces Inteligentes estuvieron entre lo más vendido desde el pasado Black Friday hasta las últimas compras navideñas.

Google, Amazon, Apple y Microsoft son los púgiles. Y son, en este orden, los desarrolladores de asistentes virtuales más utilizados, cada uno con las particularidades propias de las plataformas que les vieron nacer y con el mismo objetivo: diseñar el mejor altavoz inteligente para materializar la inteligencia artificial en tu salón, motivo por el que hablaremos del WK7 THINQ de LG. La Inteligencia Artificial tiene nombre propio: Meridian.

Una experiencia de sonido excepcional combinada con inteligencia artificial para mejorar tu experiencia acústica.

Características:
  • Tecnología MERIDIAN
  • Audio de alta resolución
  • Google Assistant integrado
  • Chromecast integrado

El auge de los asistentes virtuales

Llevamos menos de una década con asistentes virtuales, y el primero mundialmente conocido fue Siri para smartphones iOS. Reinó durante tres años sin competencia, copando el mercado móvil hasta 2014.

Ese fue el año que Windows lanzó a Cortana, quien se hizo con los ordenadores, y Amazon a Alexa, que entró en las viviendas de todo el mundo. Pero aún quedaría una última innovación…

En 2016 Google lanzó Google Assistant. Daba la impresión que el gigante de internet llegaba tarde con su asistente y, sin embargo, en dos años Google Assistant se ha posicionado como el asistente virtual más usado y como el más preciso en sus respuestas. Lógico, si tenemos en cuenta que el volumen de datos es clave para una buena interacción con el usuario.

Cuantos más datos tiene de base una inteligencia artificial y los mecanismos de aprendizaje, más inteligente es la creación que hay detrás. El volumen de usuarios que utiliza una inteligencia artificial determina lo rápido que esta mejora. Por supuesto, la mano de los datos la gana Google, con un 63,5% de cuota de mercado para su navegador Chrome y un 85,9% de cuota de mercado para Android en dispositivos móviles.

Además, Google es el buscador mundial más usado, desbancándose cada vez a mayor velocidad incluso de Yandex y Baidu, las marcas rusas y china respectivamente. A día de hoy Google Assistant es el mejor asistente con el que cualquier ordenador, smartphone o altavoz podrían contar, y este es el motivo por el que LG ha incorporado a su altavoz portátil WK7 este asistente y no otro, junto a la calidad de audio MERIDIAN. Hablaremos de ella más adelante.

Otro punto a favor de este altavoz es su capacidad de integración con la aplicación ThinQ para dar desde él órdenes a la lavadora, al purificador de aire, a la televisión… Los televisores LG OLED TV con inteligencia artificial hacen uso del motor de Google Assistant; y lo mismo ocurre con altavoces como el WK7, cuyo sonido exprimimos más abajo. Hay un marcado apoyo por parte de los fabricantes a la hora de usar este asistente y no otro en sus altavoces, ya vengan integrados en un televisor o de un dispositivo portátil. Después de todo, buscan apostar por el caballo ganador.

Los altavoces inteligentes necesitan sonido de calidad

Hemos arrancado el artículo con un análisis del sector de los asistentes y de los altavoces, de los cuales destacamos el WK7, de LG, debido a su diseño, la capacidad para integrarse con otros dispositivos, y su sonido.

Este ha sido diseñado mediante tecnología MERIDIAN, pioneros y expertos en audio de alta resolución. Para ubicar esta marca podemos pensar en Jaguar, Ferrari, Land Rover, tres fabricantes de vehículos cuyos altavoces han usado diseños de Meridian. Pocos entornos hay más complejos que un vehículo circulando con el aire golpeando la carrocería.

Algo similar ocurre en el hogar con los altavoces de los asistentes. Si algo se echaba en falta en los altavoces inteligentes que habíamos visto hasta ahora era la incapacidad de estos para reproducir música. “Ok, Google. Ponme música” terminaba siempre en tragedia con sonido de baja calidad. Ahora, sin embargo, el cuento ha cambiado. El altavoz WK7 es capaz de reproducir en sonido de alta resolución debido a la posibilidad emitir en estéreo sin pérdidas con calidades de hasta 96 kHz/24 bits.

A esto se suman las personalizaciones Clear Vocal y Enhanced Bass, dos modos de audio que hacen más nítida la voz de los cantantes o que refuerzan los tonos graves. Hacía tiempo que los usuarios demandábamos sonido de calidad en los altavoces personales, diseñados en principio para interacciones cortas.

Por eso, los altavoces inteligentes van más allá de simplemente asistirnos mediante voz, y todo apunta a que el mercado seguirá en línea con la calidad de sonido y la integración domótica.

Altavoz inteligente, hogar inteligente

Otro de los puntos fuertes de contar con tecnología Google Assistant es el enriquecer el universo de objetos a los que el altavoz puede hablar. El televisor es uno de ellos, pero también hay que incluir las cerraduras de las puertas, la barra de sonido, el termostato conectado, la iluminación, e incluso diferentes motorizaciones como la de las persianas.

Desde LG han realizado un considerable esfuerzo por hacer sus entornos abiertos o, dicho de otra forma, que sus dispositivos sean capaces de comunicarse con la mayor cantidad de aparatos posibles.

Si hace unos años el comando “Ok, Google. Muéstrame las noticias del día, por favor” nos daba el parte; pronto el sonido de la alarma por la mañana vendrá acompañado de persianas levantándose de forma automática y una vivienda calefactada al volver del trabajo.

Para ello, basta con hacer uso del asistente integrado en televisiones OLED conectadas a la red, o conectar dispositivos como el altavoz inteligente WK7 a la misma red WiFi que otros dispositivos compatibles.

Si bien es cierto que este tipo de usos requiere de otros dispositivos o tecnologías instaladas en casa, los altavoces inteligentes como los WK7 nos pueden hacer la vida más fácil y se están convirtiendo en el pilar sobre el que gira el resto de la vivienda. Ya no son tecnología curiosa para los early adopters, sino dispositivos maduros capaces de aportarnos mucho en el día a día.

Imágenes | LG