Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Elegir un televisor es una tarea laboriosa: hay decenas, por no decir centenares de propuestas disponibles en el mercado, y no siempre es fácil tomar una decisión de compra inteligente y sopesada, basada en un detallado análisis de nuestras necesidades, presupuesto o incluso de la ubicación donde vayamos a instalar el televisor.

Sin embargo, el advenimiento de las próximas competiciones deportivas es una oportunidad para centrarnos en las necesidades concretas de los aficionados al fútbol, al baloncesto o al atletismo. Puede parecer un condicionante muy específico, pero la realidad es que ver deporte es una de las tareas más complicadas a las que puede enfrentarse un televisor. Y si un televisor resuelve bien las emisiones deportivas, resolverá también con buena nota otros escenarios de ocio multimedia.

Que sea un buen televisor

Una premisa fundamental es la de elegir un dispositivo que suponga una mejora significativa frente al que ya tengamos y que su calidad sea óptima para ver las emisiones deportivas. Estos requisitos hacen que las opciones se reduzcan, como veremos a continuación.

A modo de adelanto, es importante subrayar que hay que tener en cuenta variables como el tamaño de la tele, el tipo de panel que usa, las tecnologías de procesamiento y escalado que lleven o la calidad del sonido. Todas ellas intervienen en la experiencia de visualización y disfrute de las competiciones.

¿Qué tamaño de televisor elegir para ver fútbol en casa?

No es lo mismo un televisor pensado para un uso ocasional, o para ver contenidos muy específicos y limitados a los miembros de la unidad familiar, que otro pensado para ser el centro de atención en una retransmisión deportiva en compañía de amigos y colegas. En el primer caso, el tamaño de la pantalla puede ser tan pequeño como se desee dentro de los límites de las relaciones entre tamaño de diagonal, distancia de visualización y resolución.

En el segundo caso, la pantalla podrá ser incluso algo mayor de lo estrictamente recomendado por las tablas, dentro de las posibilidades, claro está, de la estancia donde instalemos la tele. Así, 65’’, 75’’ o incluso 86’’ u 88’’ son tamaños que podrán trasladar la experiencia social de los partidos de fútbol al salón de casa.

El panel, mejor luminoso y rápido: ventajas de los televisores OLED

El requisito anterior ya limita las opciones, pero, aun así, se plantea la segunda gran disyuntiva de este proceso de elección del panel: la tecnología. LG, sin ir más lejos, para televisores de 60’’ hasta 88’’ tiene teles con paneles OLED, QNED, NanoCell o UHD (LCD LED convencionales). Y nada menos que 136 opciones donde elegir.

Cada panel tiene sus virtudes y sus inconvenientes. Tradicionalmente, los paneles OLED son los que podríamos definir como los mejores. Su principal ventaja es que los píxeles OLED emiten su propia luz, por lo que se simplifica la construcción de los paneles, se controla la iluminación a escala de píxeles individuales y se consigue una precisión y fidelidad de los colores “top”.

OLED, además, y gracias a tecnologías para el intercalado de cuadros inteligente, como OLED Motion Pro, es rápida y óptima en cuanto a respuesta del panel. Esta rapidez permite captar el movimiento de los jugadores con precisión en las retransmisiones deportivas.

Eso sí, como para ver cualquier emisión deportiva, es importante que el nivel de brillo sea elevado, si contamos con un televisor OLED tradicional, no es muy buena idea que al ver el partido tengamos todas las luces del salón encendidas o las ventanas abiertas.

 

Subiendo la apuesta están los nuevos paneles OLED evo, como los del televisor LG OLED G1, que ofrecen más brillo sobre los OLED de anterior generación, por ejemplo. Esta sería la opción OLED más adecuada para ver deporte sin ningún tipo de limitaciones.

No solo de OLED vive un televisor: LCD sigue mejorando

Las teles con tecnología LG QNED MiniLED son una propuesta también muy atractiva, al incorporar la nueva tecnología MiniLED, que acerca el contraste al que se obtiene con la tecnología OLED, al tiempo que maximiza el brillo de la pantalla y la calidad del color.

El LG QNED91 con 2.500 zonas de control de iluminación, combinación de las tecnologías de Quantum Dots y NanoCell, montaje fácil en pared y tamaños de 75’’ u 86’’, es una propuesta segura para ver los partidos de fútbol que se avecinan.

Si no llegamos a los televisores LG QNED, los paneles NanoCell siguen siendo una buena recomendación gracias a su equilibrio entre tamaño, prestaciones, fluidez y precio. Además la tecnología Motion Pro, también está en los televisores NanoCell.

Cuando hablamos de rapidez, nos referimos a la capacidad del panel para mostrar el mayor número de imágenes posible en un segundo, lo cual da sensación de fluidez y continuidad. Lo ideal es que esta velocidad, que se mide en Hercios (Hz), sea superior a 100 Hz. Los 120 Hz son “el punto dulce” para la tasa de refresco.

En deportes como el fútbol es importante. Sobre esta velocidad del panel, los fabricantes implementan algoritmos para intercalar frames de forma inteligente, reduciendo la percepción del desenfoque de movimiento habitual en televisores convencionales.

Resolución 4K y HDR: claves para no perderte ni una jugada

Si hablamos de deporte, la resolución 4K será suficiente. Es cierto que habrá emisiones en 8K y que, si nuestro dispositivo la soporta notaremos la diferencia, pero en España lo habitual será ver las emisiones en resoluciones más bajas, como 1080p o 4K (habrá emisiones satélite en abierto del fútbol a resolución 4K). Por eso, llegados a este punto, es importante que los televisores vengan con algoritmos de escalado avanzados y procesadores de imagen potentes.

Los procesadores alpha 9 (a9) y alpha 7 (a7) de LG de cuarta generación (Gen 4) llevan a cabo las tareas de escalado a 4K y a hasta 8K con solvencia. Es importante que, ante emisiones con una menor resolución que la nativa de un televisor, el propio televisor escale los contenidos hasta “llenar” toda la pantalla.

A más resolución, más detalle podremos apreciar, como el de la identidad de los jugadores, ubicación fácil de eventos relevantes en las escenas, quiénes intervienen en una jugada en un momento dado, etcétera.

HDR es otra tecnología importante que “llena” las sombras poco iluminadas en las escenas, aumentando selectivamente la iluminación en las áreas oscuras y aumentando el brillo, saturación o contraste de las zonas de la escena que tienen que aparecer con una intensidad luminosa especialmente alta, como una puesta de sol. LG ofrece compatibilidad no solo con uno o dos estándares de HDR, como HDR 10 o Dolby Vision, sino también con HDR 10 Pro o HLG Pro.

Ajustes específicos para deportes

LG ha puesto fácil la puesta a punto del televisor para ver cualquier competición deportiva. En la mayoría de sus televisores Smart, cuenta con la opción de recibir Alertas Deportivas en pantalla que se superponen sobre lo que estemos viendo para no perdernos ninguna competición ni información relevante sobre los partidos.

Gracias a estas alertas, podremos despreocuparnos de estar pendientes del cambio de canal y centrarnos en ver otros contenidos mientras esperamos a que empiece un partido.

Sonido, mejor que sea potente e inteligente

Reproducir el ambiente de un estadio de fútbol no solo es cuestión de verlo, también es una cuestión de escucharlo. Aquí tenemos dos variables: la potencia y el procesador de sonido. Para la potencia, 40W o 60W son óptimos para llenar el salón (y hasta molestar a los vecinos).

Si queremos dar un plus de potencia, podremos añadir una barra de sonido o altavoces adicionales inalámbricos a algunos modelos OLED y LED de LG para añadir la variable posicional trasera al sonido.

El procesador de sonido AI Sound de algunos modelos de LG ayuda a potenciar el realismo gracias al análisis en tiempo real de lo que se escucha, añadiendo elementos de procesamiento inteligente para la voces, el sonido ambiente, la reducción de ruido o la recreación de sonido posicional y envolvente.

Además, podrás jugar, ver la tele y películas…

Si has elegido un televisor siguiendo estas directrices, habrás acabado con una tele OLED, QNED o NanoCell de gran tamaño, con un buen sonido, con un panel rápido y procesamiento de imagen y sonido avanzados.

No te preocupes, podrás disfrutar de otros contenidos con total solvencia. Con OLED y QNED, las películas se verán de cine. Con paneles de 100 Hz y 120 Hz con conexiones HDMI 2.1 podrás conectar consolas y equipos de gaming para usar la tele como pantalla para los juegos con una latencia mínima.

La televisión se verá bien gracias al escalado inteligente, y contenidos tales como conciertos o música sonarán con contundencia. Además, los paneles OLED o QNED se instalan especialmente bien en una pared ahorrando espacio y dando más sensación de pantalla de cine. Pero primero, veamos el fútbol.

LG OLED reconocido por una década de innovación en TV en los premios EISA 2021

Celebrados anualmente por la Expert Imaging and Sound Association, la organización editorial de electrónica de consumo más grande del mundo, los premios EISA han reconocido a los siguientes televisores LG (además de otros dispositivos de la marca) por su excelente rendimiento y diseño superiorLG OLED TV (modelos OLED65G1, OLED48C1) LG QNED Mini LED TV (modelo 75QNED99).

En concreto, el televisor OLED G1 de 65 pulgadas de  LG ha sido nombrado EISA BEST PREMIUM OLED   TV 2021-2022, lo que supone el décimo año consecutivo de galardones para LG OLED TV.