Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Llega un nuevo Black Friday y en nuestra cabeza planean las posibles compras que vamos a realizar, con la intención de conseguir el mejor precio en un producto que siempre nos había interesado. Parece claro que habrá grandes oportunidades, y algún descuento nos puede animar a elegir un producto concreto, que no tiene porque ser el que más nos interese.

Los dispositivos electrónicos son las estrella del Black Friday, y el teléfono móvil no iba a quedar fuera del juego, en todos sus rangos de precios, así que nos gustaría compartir una serie de recomendaciones para ayudarnos a tener claro qué necesitamos.

Planifica antes del Black Friday

En primer lugar tienes que hacer tus deberes, tener claro antes de llegar a la fecha qué teléfonos son los que te interesan, además de conocer bien el histórico de precios que han tenido en las últimas semanas. No nos llevemos la sorpresa de que el descuento es muy suculento, pero el precio está inflado.

Plantea una ruta que puedas hacer, tanto online como en tienda física, ten localizado el lugar donde aparecen los folletos de cada tienda, date de alta en listas de correo que van a tratar este asunto, o sigue en redes sociales a las principales tiendas.

Conoce antes de comprar

Ten planificado lo que vas a comprar o te perderás en ofertas y productos que a lo mejor no necesitas

Dentro de esa planificación también cabe encontrarnos con los teléfonos en sí. Pierde tiempo en conocer de primera mano cómo son los elementos que forman parte de tu wishlist, comprueba que realmente te gustan. Puedes utilizar Internet para los análisis y vídeos pertinentes, visitar tiendas, o echar mano de algún amigo que ya tenga el producto.

Debes saber que en Black Friday se ofertan todo tipo de productos electrónicos, y precisamente los teléfonos móviles no son los tienen descuentos más potentes, al menos en lo que respecto a los modelos más novedosos. Valora el descuento, pero no te vuelvas loco si no ves que no es tan grande como en televisores o cámaras.

Comienza pronto, compra en pijama

Si tu interés real es comprar en Black Friday, busca tiempo y ponte a primera hora del día a comprobar lo que se ofrece, es algo más sencillo de realizar online, pero no podemos obviar que en tienda física también vamos a encontrar grandes ofertas.

Recuerda, realizar la operación temprano es mejor, los productos se pueden acabar. En todo caso lleva siempre un dispositivo conectado encima y comprueba en directo cuánto cuestan las cosas en otros sitios.

Cuidado con la oferta más golosa

Lo hemos comentado en la introducción, puede que un descuento sea realmente grande y nos anime a elegir un producto que no es el que más nos gusta, o directamente no es algo que nos haga falta.

Mira el precio final, no te dejes llevar por el descuento aplicado

Quizá merezca la pena seguir pensando en nuestro teléfono ideal, el que hemos estado estudiando y persiguiendo antes del evento, aunque sea con una oferta más moderada.

No tropieces con los accesorios

Cuando compras un teléfono nuevo normalmente tienes acceso a accesorios y elementos que van a ser necesarios, hablamos de cables, fundas, soportes, etc. Por no hablar de las garantías, uno de los servicios más interesantes para el vendedor.

Posiblemente estés ahorrando en el precio del teléfono, pero lo estés perdiendo con los añadidos, ten muy en cuenta el precio real de lo que pagas, y si puedes posponer la compra de este tipo de artículos, mejor que mejor.

Relax

No importa lo que ocurra en Black Friday, tómatelo con relajación e intenta divertirte en las búsquedas. Puedes tomártelo como algo social, una actividad con amigos.

Si te perdiste esa gran oferta que te venía como anillo al dedo, no te preocupes, seguro que no era tan importante y pronto habrá otro evento parecido o una oferta similar.

Las mejores oportunidades llegan desde el Black Friday hasta terminar el año. ¿Alguien dijo Cyber Monday?

¿Qué teléfono necesitas?

Nos situamos en la fase de planificación, antes de que el Black Friday llegue y necesitamos conocer un poco el mercado. La oferta de teléfonos va a ser inmensa, déjate llevar por tus buenas experiencias y ten en cuenta la reputación de las compañías.

El rango de precios es tan grande en el mercado de teléfonos móviles que tienes que tener muy claro el presupuesto que manejas. La realidad es que no hay que pagar más de lo que necesitas, hay muchos teléfonos de 500 euros que te harán tan feliz como los que cuestan el doble. Siguiendo la misma regla, si solo vas a usar el teléfono para WhatsApp, con uno que cuesta la mitad de la mitad, tendrás suficiente.

Ajusta tu compra a lo que necesitas, no a lo que te ofrece una oferta más suculenta

La primera prioridad es el precio, pero hay más, y esas las conocemos cada uno. ¿Necesitas un teléfono resistente? ¿Que tenga una cámara por encima de la media? ¿La autonomía es lo más importante? Que te hagas ciertas preguntas te va a ayudar en la selección.

A continuación vamos a repasar los seis aspectos más importantes a evaluar en un teléfono móvil, recomendando en qué parámetros se debe mover el producto para considerarse más interesante. Nuestra idea es proponer un teléfono ideal que se mueva en la gama media pero tenga características de productos superiores:

1. La pantalla lo es prácticamente todo

La pantalla es todo en un teléfono, nos muestra la información y es la forma en la que interactuamos con el dispositivo. Cuanto mejor sea la pantalla, mejor teléfono tenemos.

Lo más interesante a día de hoy es apostar por un teléfono que cuente con una pantalla panorámica, con unas proporciones (18:9 o más) que se adapten a las nuevas necesidades de mercado, que además concuerdan con las más cómodas para utilizar con una mano.

Otros factores vitales, en ocasiones menos valorados que el tamaño o la resolución, son el brillo, la calidad de color o los ángulos de visión. En teléfonos como el LG G7 Fit nos encontramos una pantalla M+ LED con tecnología RGBW: añade un subpíxel blanco para ofrecer el doble de luminosidad y color (alcanzando 1000 nits).

2. Que te guste y sea resistente

La realidad es que todos los teléfonos son muy parecidos en aspecto, son los detalles y calidades los que determinan las diferencias. Por esto siempre es recomendable conocerlos de primera mano, tocarlos, comprobar que es lo que estás buscando.

Algo que marca la diferencia por completo es su duración y resistencia, encontrar en el escalón intermedio de mercado un teléfono como el LG G7 Fit es una garantía. Cuenta con certificación militar de resistencia (MIL-STD 810G), habiendo superado 14 pruebas militares de Estados Unidos e IP68 que garantiza su relación con el agua y el polvo.

Podríamos decir que los teléfonos más llamativos son los que utilizan cristal y metal en un mismo cuerpo, jugando con bordes redondeados. En el caso del cristal se hace necesario que estén protegidos con Gorilla Glass 5, como es el caso del LG que comentamos.

3. La memoria y el procesador que necesitas

Cuando hablamos de procesadores en mundo móvil tenemos que apostar por Qualcomm, sus diferentes modelos Snapdragon son la referencia del mercado y encontrar un teléfono con uno de ellos ya es garantía de buen funcionamiento.

Casi más importante es la cantidad de RAM que dispongamos, un buen teléfono Android debe disponer de 4GB para gestionar bien la multitarea y estar preparado para el futuro.

En cuanto a memoria para almacenamiento, intentaría siempre que mi teléfono contara con al menos 64GB en formato interno, especialmente si vamos a hacer mucha foto y vídeo con él.

4. Una cámara a la altura

Tras la pantalla, diríamos que la cámara es el segundo aspecto más importante de un teléfono, es con el que vamos a registrar nuestras vivencias.

Lo menos que podemos pedirle a un buen terminal hoy en día es que cuente con un sistema de doble cámara en su trasera y que además sea capaz de reconocer y mejorar escenas gracias a la inteligencia artificial. En lo que respecta a la cámara frontal, tendríamos que fijarnos en su gran angular.

5. Una buena batería es mejor con carga rápida

No se han inventado las baterías infinitas, así que la solución pasa por intentar colocar una del mayor tamaño posible dentro de los delgados cuerpos de nuestros teléfonos y acompañarla de un sistema de carga rápida.

Un smartphone con una pantalla superior a las 6 pulgadas debería contar con al menos 3.000mAh de batería para aguantar bien un día de funcionamiento. En cuanto a la carga rápida, apostamos por Quick Charge de Qualcomm.

6. El mejor sonido

Es difícil encontrar teléfonos de gamas intermedias que presenten mucha calidad de sonido, sin duda el LG G7 Fit no encuentra rival en este campo. En primer lugar por contar con 4 conversores digital-analógicos y sonido envolvente con la certificación DTS-X 3D.

El segundo punto a destacar es su altavoz Boombox, un sistema que utiliza el interior del teléfono como una caja de resonancia. Apoyado sobre una superficie rígida, el sonido se amplificará.

Con todos estos ingredientes podemos tener claro que nadie se va a arrepentir con la compra, también es cierto que hay muy pocos teléfonos que cumplan todas las características con un precio contenido. Ya es hora de conocer el LG G7 fit.

Imágenes | Jazmin Quaynor | Raw Pixel | Carolyn V

Características: 
  • Gran pantalla infinita Full Vision de 6,1"
  • Cámara Advanced Intelligent PRO con AI Cam
  • Sonido envolvente DTS-X con Boombox
  • AI Voice
  • Máxima resistencia y durabilidad

Comprar ahora