Contenidos contratados por la marca que se menciona

Ahorrar en la factura de la luz se ha convertido hoy en día en una prioridad, y conseguirlo pasa por saber escoger y utilizar bien nuestros electrodomésticos. 

Según datos del IDAE, los electrodomésticos suponen un 55% del consumo energético del hogar, en el que el 30% proviene del frigorífico, seguido del televisor y la lavadora, con un 12% cada uno. Cada dispositivo suma, al igual que cada pequeño cambio que adoptamos para gastar menos electricidad. 

¿El primer paso? Contar con toda la información necesaria, así que vamos a verla, electrodoméstico a electrodoméstico. Pero primero, dos cuestiones muy básicas para empezar a elegir correctamente, el gasto y el etiquetado. 

¿Cómo calcular lo que gasta un electrodoméstico? 

1. El objetivo es saber cuánta energía consumen nuestros dispositivos, o bien calcularla antes de comprar uno para ver si nos conviene, en función de nuestro uso habitual. 

El primer paso es conocer el consumo del electrodoméstico que nos interesa, y que se mide en vatios (W). Esta información podemos verla en la caja o en las instrucciones, si ya no la guardamos. 

Después dividimos la cantidad que tengamos por 1000, para obtener la cifra en kilovatios. 

Por ejemplo, un aparato con 1300 W / 1000 = 1,3 kW. 

Para saber cuánto nos ha costado tenerlo en marcha, necesitamos conocer el precio de la electricidad, que consultaremos en la factura. Por ejemplo, 0,27028 €/kWh, que es similar al precio medio regular en 2021. Esta cifra puede variar si tenemos contratada la luz con precio estable o discriminación horaria, pero en cualquier caso nos servirá para hacernos una idea aproximada. 

Gasto = kWh consumidos x Precio kWh x Nº de horas = 1,3 kWh x 0,27028 €/kWh x 1hora= 0,35€ por cada hora de uso

Aunque una forma más sencilla y rápida de saber si un aparato electrónico nos va a permitir ahorrar es comprobar y conocer bien el etiquetado.

El nuevo etiquetado energético

2. El 1 de marzo de este año entró en vigor un nuevo etiquetado energético, con más información y una nueva clasificación. Si antes iba de la A+ a la D, ahora se eliminan las opciones A+, A++ y A+++ y oscilará entre la A y la G, siendo la A la clasificación de los productos de menor consumo y mayor eficiencia energética y la G la de los de mayor consumo y menor eficiencia energética.

A las etiquetas, también se les ha añadido un código QR exclusivo, para que podamos acceder a través del smartphone a las características específicas de cada modelo, dentro de una nueva base de datos a escala europea llamada Eprel. Además, según el tipo de electrodoméstico, el nuevo etiquetado incluirá datos adicionales sobre el producto, que veremos con más detalle a continuación.

Frigoríficos y congeladores

Los tenemos enchufados las 24 horas del día, los 365 días al año, por lo que tratar de ahorrar en el consumo de este electrodoméstico es esencial. 

Frigorifico eficiente LG

A la hora de comprar un frigorífico

3. Siempre que sea posible es mejor elegir la eficiencia máxima (A). Aunque el precio del electrodoméstico puede ser un poco superior, después nos va a compensar en la factura. LG cuenta con frigoríficos dentro de la clasificación energética A

Así es como se verá la nueva etiqueta: 

Etiqueta energética frigorífico

4. Teniendo en cuenta una media aproximada de nuestras últimas facturas de la luz, podemos calcular lo que pagaremos más o menos al año fijándonos en el punto 3 de consumo de energía kWh/año. Por ejemplo, si multiplicamos los 110 kWh/annum por el precio que habíamos utilizado antes, 0,27028 €/kWh, tendremos un coste anual de 29,73€. Si hacemos la misma operación con otros modelos, podremos comprobar cuánto nos ahorramos dependiendo de si elegimos uno u otro. 

Nunca va a ser un precio exacto, al igual que el consumo puede variar en otras condiciones diferentes a las del ensayo del que se ha obtenido el dato, pero sí nos sirve para hacernos una idea al comparar unos electrodomésticos con otros. 

5. Los puntos 4 y 5 de la etiqueta también nos ayudarán a escoger el frigorífico que nos permita ahorrar más energía, ya que indican la capacidad total del frigorífico y el congelador en litros. Por ejemplo, si somos dos personas en casa, podemos tener suficiente con un frigorífico con 250 litros de capacidad y no es necesario el gasto que produce uno más grande. 

6. Vale la pena valorar, además del precio del frigorífico, el ahorro energético que vamos a obtener dependiendo de la clasificación energética que tenga. 

Tabla comparativa ahorro frigorífico

Tal como se indica en el cuadro, un frigorífico LG con máxima clasificación A, contribuye a disminuir el consumo de electricidad en el hogar, con un ahorro de hasta 2.006€ en la factura de la luz respecto a un frigorífico con clasificación G, en un período de 17 años. 

7. Es recomendable utilizar la calculadora comparativa de ahorro energético entre los frigoríficos LG, para descubrir, entre los que mejor se adaptan a nuestras necesidades, qué frigorífico nos permite ahorrar más. 

8. Al escoger el frigorífico, revisamos el tamaño para poderlo encajar en la cocina dejando un mínimo espacio alrededor para que circule el aire. Hay que evitar obstruir la parte trasera para que no se caliente en exceso el motor. 

9. También tiene que encajar en un espacio en la cocina en el que no dé excesivamente el sol, ni esté cerca de alguna fuente de calor, como la vitro o el horno. 

10. Hay que tener en cuenta el compresor, del que depende una gran parte del consumo energético de los frigoríficos. El Inverter Linear Compressor de LG reduce hasta un 59% el consumo energético. Además, tiene 20 años de garantía. 

11. Cuanto más rápido enfríe el frigorífico y de manera más uniforme, menos energía gastaremos. La mayoría de frigoríficos del mercado tienen la refrigeración solo en el conducto de la pared posterior, por lo que tardan más en enfriar y siempre conservan una temperatura diferente en la parte delantera y la trasera. La tecnología Door Cooling de LG enfría el interior del frigorífico a través de una cascada de aire, con un resultado un 32% más rápido y uniforme, y garantiza la máxima frescura de los alimentos en todos los rincones, incluida la zona de la puerta, por lo que también ahorraremos en la compra. 

12. Abrir la puerta del frigorífico supone siempre una pérdida de energía, y cuanto más tiempo permanezca abierta cada vez, peor. Los frigoríficos Americanos y American Combi LG Instaview Door in Door cuentan con una innovadora puerta de cristal, que se ilumina al hacer toc-toc, para que podamos ver el interior sin necesidad de abrirla, evitando despilfarrar energía. Además, al ser una doble puerta, no tenemos que abrirla al completo, reduciendo la pérdida de frío un 41%

Cómo utilizar bien el frigorífico y el congelador

 

Frigorífico Lg Ahorro

Hay algunas medidas fáciles de aplicar y eficaces que nos ayudarán a que el consumo del frigorífico no se dispare. 

13. Tanto si contamos con una puerta de cristal como si no, no se debe abrir el frigorífico o el congelador hasta que no sepamos lo que vamos a coger. Es uno de los gestos que más energía gastan, sobre todo en verano. 

14. Por el mismo motivo, ordenaremos bien la compra y planificaremos en qué zonas vamos a colocar cada cosa antes de empezar a meter todo en el frigorífico. El objetivo es no pasar mucho tiempo con la puerta abierta. 

15. Hay que aprovechar bien el interior del aparato, pero sin llegar a sobrecargar. Si necesitamos ampliar el espacio, LG cuenta con frigoríficos Combi con un 12% más de capacidad interior. 

16. No hay que bajar en exceso la temperatura del termostato ya que consumiremos más. 5ºC en el frigorífico y -18ºC en el congelador son suficientes para conservar los alimentos de forma óptima. Gracias al Inverter Linear Compressor de LG, podremos mantener esta temperatura siempre uniforme, con una oscilación máxima de 0,5ºC.

17. No metas comida caliente en el frigorífico o el congelador. Cuando lo hacemos, le obligamos a consumir más para recuperar la temperatura adecuada. 

18. Hay que descongelar una vez al año o siempre que haya una capa de hielo. Solo 3 milímetros de escarcha en el congelador pueden aumentar un 30% el consumo. Esto es algo que también podemos evitar con la tecnología Total No Frost de LG, que garantiza un interior sin escarcha y sin hielo. 

19. No es bueno que se acumule polvo detrás del frigorífico. Es conveniente pasarle la aspiradora de vez en cuando, para que el intercambio de calor con el ambiente sea el adecuado. 

20. Si vamos a pasar una temporada larga fuera de casa, vaciaremos y limpiaremos el frigorífico, de manera que lo dejemos desenchufado

Lavadoras

Después del frigorífico, la lavadora es uno de los electrodomésticos que más energía consume. No podemos cambiar el número de veces que necesitamos lavar la ropa, pero sí hay algunos consejos que nos ayudarán a gastar menos, tanto en la compra como en el uso. 

Lavadoras LG

A la hora de comprar una lavadora

21. La etiqueta energética nos dará también la clave para comprar una lavadora. LG también cuenta con lavadoras dentro de la clasificación energética A, que son las más indicadas para asegurarnos el ahorro. 

Esta es la información que podemos encontrar en las nuevas etiquetas:

Etiqueta energética lavadoras

22. Aunque siempre vamos a hablar de ideas aproximadas, el punto 3 de la etiqueta nos va a ayudar a poder comparar entre lavadoras. Se trata del consumo de energía cada 100 ciclos. Es decir, si una lavadora consume 53 kWh cada 100 ciclos, multiplicamos este consumo por el precio de la electricidad que habíamos usado anteriormente de ejemplo (0,27028 €/kWh) y tendremos un coste de 14,32 euros para completar 100 lavados. Luego hacemos la misma operación con la lavadora que queramos comparar y podremos sacar la diferencia. 

23. Escogeremos una lavadora acorde a nuestras necesidades. Encontraremos este dato en el punto 4 de capacidad máxima en kilogramos. De forma orientativa, para una persona o dos y menos de 4 usos por semana, es suficiente con una carga de 5 o 6 kg, pero para 4 personas y 6 o más lavados por semana ya nos hará falta una lavadora con capacidad de carga mínima de unos 10 kg. 

24. Si podemos organizarnos para lavar más cantidad en menos coladas a la semana, elegiremos una lavadora con mayor capacidad que nos lo permita, de manera que ahorremos más. Las lavadoras de LG ofrecen hasta 17 kg de capacidad. A mayor capacidad, menos coladas y mayor ahorro de agua. Por ejemplo , una lavadora de 12 kg permite realizar hasta 92 coladas menos al año si la comparamos con una de 7 kg. 

25. El punto 7 también nos ayudará a escoger una lavadora eficiente, ya que informa de la clasificación de la eficiencia energética en el centrifugado. Como siempre, mejor quedarnos con la A. 

26. Cada vez es más habitual poner lavadoras por la noche para ahorrar. En ese caso, es recomendable que el dispositivo sea lo más silencioso posible. El número de dB también figura en el punto 8 de la etiqueta energética. El ruido comienza a ser algo molesto a partir de 65-70 dB. Por otra parte, al no tener correa ni polea, el motor AI Direct Drive de las lavadoras LG reduce las vibraciones y es más silencioso que un motor convencional.

27. Saber cuánto dinero nos vamos a ahorrar comprando una lavadora eficiente es una información clave para decidirnos:

ahorro energía comparativa lavadoras

Como indica el cuadro, una lavadora LG con máxima clasificación A contribuye a disminuir el consumo de electricidad en el hogar, con un ahorro de hasta 364€ en la factura de la luz respecto a una lavadora con clasificación E, en un período de 11 años.

28. Usando la calculadora comparativa de ahorro energético entre lavadoras LG, podremos conocer el ahorro que tendremos con cada uno de los modelos disponibles. 

29. Hay que comprobar si la lavadora tiene la posibilidad de poner ciclos cortos, que consuman menos. La tecnología TurboWash360 de las lavadoras LG, junto con sus cuatro espráis de agua, garantizan un ciclo de lavado completo en solo 39 minutos, ahorrando hasta un 36% de electricidad.

30. Algunas prestaciones de las lavadoras pueden ayudarte a ahorrar energía de forma indirecta. Por ejemplo, la tecnología Steam+ de LG utiliza el vapor para, además de dejar la ropa con la máxima higiene, reducir el 30% de las arrugas, por lo que después pasaremos menos tiempo con la plancha encendida. 

31. Debemos revisar el motor, puesto que gran parte del consumo energético de las lavadoras depende de él. Las lavadoras de gran capacidad de LG, aquellas de más de 9 kilos, además de contar con la máxima clasificación A, gracias a su motor Inverter Direct Drive con Inteligencia Artificial reducen hasta un 59% el consumo energético

32. Escogeremos una lavadora conectada. Las lavadoras con soporte para la App Smart ThinQ nos informan sobre el consumo energético de forma que podemos corregir horarios y hábitos cuando sea necesario para ahorrar más. 

Cómo utilizar bien la lavadora

 

Lavadora_uso

 

33. Es recomendable llenar siempre el tambor. Si aprovechamos la capacidad de la lavadora al máximo, reduciremos el número de coladas. Aunque tampoco es bueno pasarse, hay que procurar que quede aproximadamente un palmo de espacio entre la ropa y el techo del tambor. 

34. Si ocasionalmente no podemos esperar a que el tambor esté llena, utilizaremos programas de media carga. Y es que las lavadoras LG adaptan el consumo a la carga de ropa a lavar.

35. Siempre que se pueda, reduciremos la temperatura del agua o utilizaremos programas ECO. La mayor parte de la energía de una lavadora se utiliza para calentar el agua y 30º ya es una temperatura suficiente para la mayoría de los tejidos. Según datos de la OCU, los programas de 60 o 90° gastan de 10 a 20 veces más energía que el programa de agua fría. 

36. Aprovecharemos el centrifugado para que la ropa salga más seca. Y si podemos tener la ropa al aire libre, mucho mejor. Como habíamos comentado, con la tecnología Steam+ de las lavadoras LG las arrugas no serán un problema. 

37. Una buena limpieza de la lavadora hace que funcione siempre bien y ahorre energía. Hay que mantener limpios el filtro, el tambor y el cajón del detergente, así como secar la goma de la puerta. Después de cada lavado dejaremos el cajón y la puerta abiertos para que se aireen. Una vez al año es aconsejable usar el programa de limpieza de cuba o hacer un lavado a 90º sin nada en el interior. 

38. No dejaremos demasiado tiempo la ropa dentro de la lavadora. Esto hará que esté mucho más arrugada y tengamos que pasar más tiempo planchando, es decir, gastando más energía. 

39. Si tenemos tarifa eléctrica de discriminación horaria, es importante aprovechar las horas de menor importe (valle) para poner la lavadora, que generalmente coinciden con la noche (a partir de las 22h), las primeras horas del día (hasta las 8:00h) y los fines de semana.

Secadoras

No hay nada que ahorre más energía que tender la ropa al sol, pero son muchos los hogares en los que esta opción no es posible, por lo que encontrar una secadora eficiente es fundamental para que no se dispare la factura de la luz.

Secadora LG

 

A la hora de comprar una secadora

40. Como siempre el etiquetado es clave. En esta primera fase de actualización de etiquetado energético no se han incluido las secadoras, que entrarán en una segunda fase prevista para mediados de 2022, pero LG cuenta con secadoras con la máxima calificación actual, A+++, siendo las más eficientes del mercado.

 

Ahorro secadora

41. El comparador independiente Youreko nos muestra desde el catálogo de LG cuánto dinero ahorraremos con cada modelo respecto a la secadora menos eficiente. Podemos cambiar las variables según nuestros hábitos y así obtener una cifra más exacta. En el ejemplo, con un uso de 4 veces por semana durante 13 años podemos llegar a ahorrar hasta 3.256€

42. Es mejor comprar una secadora de condensación que una de evacuación, ya que, aunque su precio puede ser más elevado, el ahorro energético que supone hace que a la larga sea más rentable. En LG encontramos secadoras de condensación con bomba de calor Dual Inverter, que proporcionan un secado con la máxima eficiencia en el menor tiempo posible, ahorrando hasta un 15% de energía

43. Una secadora conectada nos ayudará a escoger siempre el programa más eficiente y monitorizar el gasto energético. Con la app Smart ThinQ sabremos desde nuestro smartphone cuánta energía consumimos en cada momento. Además, gracias a la tecnología Smart Pairing podremos conectar la lavadora y la secadora al wifi y hacer que se comuniquen entre sí para complementar sus ciclos, de forma que nos ayuden a ahorrar más. 

 Cómo utilizar bien la secadora

Usar bien secadora

 

44. Siempre que se pueda, es aconsejable utilizar el modo ECO. Aunque dure un poco más de tiempo, su consumo energético es menor. El programa Eco Hybrid de las secadoras LG nos deja elegir si queremos ahorrar energía (hasta un 21%) o tiempo según lo que necesitemos en ese momento. Y como la baja temperatura de secado evita las arrugas, también consumiremos menos energía al planchar menos. 

45. Limpiar los filtros y el condensador es importante para un buen funcionamiento y evitar un gasto extra de energía. Los modelos de LG incluyen la limpieza automática del condensador, ayudando a mantener su eficacia de forma fácil. Por otra parte, el doble filtro de las secadoras LG hace que mantengan siempre la máxima eficacia al filtrar las pelusas de la ropa.

46. Al igual que con los lavados, una vez ha finalizado el ciclo de secado, hay que sacar la ropa lo antes posible de la secadora para que no se arrugue demasiado y nos cueste más tiempo plancharla.

Lavavajillas

 

lavavajillas ahorro

El lavavajillas se ha convertido en un imprescindible para ahorrar tiempo, pero supone un 6% del consumo energético total de la casa, así que vale la pena ver cómo podemos conseguir que no gaste en exceso.

A la hora de comprar un lavavajillas

47. Una vez más, la etiqueta energética será la que nos facilite la clasificación del lavavajillas, que siempre tenemos que intentar que sea A o lo más cercana posible a esta letra. 

En las nuevas etiquetas vemos los siguientes datos: 

Etiqueta lavavajillas

48. El consumo de energía en kWh por 100 ciclos nos servirá para comparar costes con otros lavavajillas. Si multiplicamos los 85 kWh de esta etiqueta por el coste de la electricidad que estamos usando de ejemplo hasta ahora, 0,27028 €/kWh, nos quedan unos 23 €de gasto por cada 100 ciclos de lavado. 

49. El ruido también es un factor importante si queremos poner el lavavajillas por la noche para ahorrar en la tarifa eléctrica. Viene indicado en el punto 7, en este caso serían 41 dB, bastante inferior a lo que se considera un sonido molesto. 

50. Dos ciclos de lavado a media carga consumen más energía que una carga completa, o lo que es lo mismo, a menos usos del lavavajillas, menos consumo, pero para eso hace falta espacio. Los lavavajillas LG ofrecen una capacidad de hasta 14 servicios y sistema de cestos de carga fácil para aprovechar el espacio al máximo. 

Hay lavavajillas que incorporan tecnología innovadora que también nos ayudará a ahorrar energía. 

51. Una gran parte del consumo energético de los lavavajillas depende del motor. El motor Inverter Direct Drive de LG reduce hasta un 12% el consumo de la factura de la luz. 

52. La tecnología QuadWash de los dispositivos LG, con cuatro brazos que limpian desde todos los ángulos, consigue una limpieza más completa y eficiente en tan solo 59 minutos

53. Los lavavajillas que usan adecuadamente el vapor consiguen que los platos queden absolutamente limpios, ahorrando el prelavado, es decir, ahorrando energía. Esto es justo lo que hacen las tecnologías TrueSteam y QuadWash de LG, con vapor de agua generado a 100ºC, y que en caso de QuadWash garantiza un lavado completo desde todos los ángulos, gracias a sus cuatro brazos articulados. 

Cómo utilizar bien el lavavajillas

 

Lavavajillas LG

 

54. Si no te queda más remedio que poner un lavavajillas aunque no esté lleno, acuérdate de utilizar el programa de media carga

55. Ajusta el programa en función de la necesidad de cada lavado. Cuanto más caliente esté el agua, más energía estaremos gastando. En la mayoría de los casos se puede utilizar el programa ECO que siempre es el que menos energía consume.

56. Una limpieza interna regular del lavavajillas es esencial para su buen funcionamiento y evitar que malgaste energía. Cada 30 ciclos los lavavajillas de LG indican que es el momento de ejecutar el ciclo de limpieza, para su correcto mantenimiento. 

57. No hace falta enjuagar los platos antes de introducirlos en el lavavajillas, pero sí tirar los restos de comida, porque pueden quedarse en el filtro o las tuberías y afectar en su rendimiento. 

58. Aun así, es recomendable limpiar el filtro regularmente para asegurarnos que todo está en orden y que no disminuye la efectividad en los lavados. 

59. A veces estamos tentados de abrir el lavavajillas, interrumpiendo el ciclo, para sacar un vaso o un plato que nos hace falta. Es importante evitar esto porque nos va a hacer gastar mucha energía extra. 

60. Una vez el lavavajillas ha terminado de lavar los platos, hay que abrirlo para que suelte el vapor y apagarlo inmediatamente, para que no se nos olvide. Este consejo nos sirve también para las lavadoras y las secadoras, si no se apagan automáticamente.  

Televisores

¿Cuántas horas tenemos encendido el televisor? Si lo pensamos no nos extraña que ocupe, junto a la lavadora, el segundo lugar en el ranking del consumo energético en el hogar. Y eso que los televisores de ahora no gastan tanta energía como los antiguos modelos de tubo. 

Aun así, tanto en el momento de la compra como en casa, hay algunos aspectos a considerar para no derrochar energía. 

A la hora de comprar un televisor

61. En todos los electrodomésticos es importante mirar la etiqueta, pero en el televisor todavía más, ya que puede significar tener un consumo moderado, con una etiqueta A, o gastar funcionando 8h un 300% más que un frigorífico enchufado 24h, que es lo que pasa, por ejemplo, con un televisor convencional de 65 pulgadas con clasificación G. 

El nuevo etiquetado de los televisores en general queda así: 

Etiquetado energético televisor

Y ahora incluye dos datos que nos sirven para comparar entre televisores. Una referencia al consumo medio energético mientras el televisor está funcionando en rango dinámico convencional (SDR) y otra mientras lo hace en alto rango dinámico o HDR. En las dos nos indicará el consumo en kWh por cada 1000 horas. 

62. Como ya hemos visto en electrodomésticos anteriores cómo calcular el coste a partir de la referencia de la etiqueta, con el televisor vamos a hacer una comparativa un poco más específica, que nos servirá para aplicar entre cualquier modelo. 

  • Observamos las cifras de gasto en KWh/h que aparecen en la etiqueta energética de los dos televisores que se quieren comparar y hacemos una resta entre ellas. Por ejemplo: 412 KWh/1000 h – 133 KWh/1000 h = 279 KWh/1000 h.
  • Multiplicamos el resultado que nos haya salido por 6,5 que se corresponde con 0,2226€ (coste del KWh en una tarifa regular en abril 2020) x 29,2 (pensando que usemos el televisor 8 h diarias, 365 días al año, durante 10 años). 279 KWh/1000 h x 6,5 = 1.814€
  • El resultado anterior es la cantidad que nos ahorraremos después de 10 años al haber comprado el televisor con menor gasto energético.

Las diferencias en gasto energético de distintos modelos de televisores del mismo tamaño pueden suponer más de la mitad de su precio de compra.

LG cuenta con calificación energética A o superior en todo su catálogo 4K actual y B o superior en todos sus modelos 8K, gracias a la eficiencia de las tecnologías NanoCell y OLED, permitiendo ahorrar hasta 2.100€ en consumo energético

63. Una forma más rápida de saber cuánto puedes ahorrar es utilizar el comparador energético entre televisores de LG, donde se tienen en cuenta todas las variables como tamaño, marca, tecnología y modelo. Un ejemplo de resultado:

 

Comparativa televisores

Otro ejemplo: Si comparamos un televisor OLED 8K de 88 pulgadas con una calificación B con un QLED 8K 2019 de 82 pulgadas (6 pulgadas menor) y calificación D, nos da como resultado que consumiremos 1.518€ menos a lo largo de diez años.

64. OLED es la opción para ahorrar energía. A diferencia de otras tecnologías, la iluminación de sus píxeles carecen de retroiluminación LED y pantalla LCD con sus respectivos filtros, lo que reduce así su consumo energético.

Cómo utilizar bien el televisor

 

Televisor LG Ahorro

65. Según el IDAE, entre el 7% y el 11% de media del consumo energético del hogar corresponde a los dispositivos que se encuentran en stand by. Y el televisor es, probablemente, el que más veces nos dejamos encendido. Así que mejor apagarlo siempre que no lo utilicemos, para no gastar de más. 

Los televisores LG tienen un modo Ahorro de energía con el que el televisor se apaga automáticamente tras un tiempo sin interactuar con él. 

66. También es posible utilizar la función Temporizador para que el televisor se apague solo después de un tiempo determinado. En LG se puede elegir 20, 30, 40 minutos, 1 hora, 2 horas o más. 

67. Bajar el brillo del televisor ayuda a consumir menos energía. En los televisores LG, el modo Ahorro de energía en brillo permite manipular el brillo a los niveles Automático, Apagado, Mínimo, Mediano, Máximo o, incluso, Apagar pantalla, para escuchar el sonido sin imagen, por ejemplo, si estamos haciendo otras cosas mientras oímos las noticias, música o charlas en YouTube o Spotify. 

68. También podemos ahorrar la luz de la estancia donde estemos viendo el televisor. La tecnología OLED LG de las pantallas utiliza un material orgánico que emite su propia luz, por lo que hace que no se requiera de iluminación exterior. 

Pequeños trucos de ahorro para pequeños electrodomésticos

Hasta ahora hemos visto todo lo referente al ahorro energético de los dispositivos que más consumen en casa, pero no representan el único gasto. Como todo suma, vamos a ver a continuación cómo podemos evitar consumir de más, con esos electrodomésticos que también usamos a menudo. 

Hornos-Microondas

 

69. Compra un microondas eficiente. Gracias a la tecnología Smart Inverter, los microondas LG cocinan 1,6 veces más rápido al utilizar corriente continua con un flujo ininterrumpido de potencia. Ahorrando hasta un 17% de electricidad, ya que alcanzan una potencia de 1.100W y no se producen desviaciones de temperatura durante la cocción.

70. Si nuestro microondas dispone de botón ECO, como los microondas LG, debemos utilizarlo. Esta función permite ahorrar hasta un 40% cuando el microondas se encuentra en estado stand by. Además, cuando la puerta está abierta más de 5 minutos, la iluminación del interior se apaga automáticamente.

71. Cocinar en el microondas supone un ahorro de entre un 60% y un 70% con respecto a un horno eléctrico convencional (IDAE), así que si la preparación que vamos a hacer permite usar los dos, nos quedaremos con el primero. Los Microondas LG Smart Inverter facilitan el cambio, ya que sirven para cocinar al horno, al vapor, asar, gratinar e incluso freír. 

72. Cocinar más alimentos de una vez nos ahorra energía respecto a dividir el uso en varias veces, aunque esto solo podemos hacerlo si disponemos del espacio suficiente. Los microondas LG ofrecen mayor capacidad interior en medidas estándar gracias a su exclusivo diseño compacto, sin afectar a las medidas exteriores, por lo que siguen siendo aptos para cocinas pequeñas.  

73. Cuando no lo utilicemos, es recomendable apagarlo y desconectarlo, así ahorraremos el consumo “fantasma”. 

74. Siempre que la receta lo permita, colocaremos los alimentos en trozos pequeños en lugar de en piezas enteras, y así se cocinarán antes. 

75. Hay que mantener limpio el microondas, ya que los restos orgánicos que queden en su interior también absorben energía y afectan a su rendimiento. El revestimiento interior Antibacterias EasyClean de LG es 2 veces más fácil de limpiar y elimina el 99,99% * de las bacterias

Otros dispositivos en los que nos interesa ahorrar

Para finalizar esta guía de ahorro, vamos con dos dispositivos que también nos interesa tener en el radar: los ordenadores, que suponen en general un 7% del consumo energético del hogar y los climatizadores, que están en una proporción similar. 

Ordenadores

 

76. Es recomendable ajustar el ordenador a nuestras necesidades. A mayor potencia, más gasto, pero ¿se ajusta a nuestro rendimiento habitual? Quizá tengamos más que suficiente para trabajar con un portátil ultraligero de tan solo 1 kg, en lugar de un ordenador de sobremesa, y solo con esa decisión ya estamos ahorrando energía, además de espacio. 

77. Apagaremos la pantalla cuando no estemos utilizando el PC. También podemos configurar el ordenador para que se apague la pantalla después de un tiempo determinado sin usarla. 

78. En cambio, es mejor no apagar el ordenador para plazos de tiempo cortos (una o dos horas), ya que el gasto de energía que necesita para arrancar no compensa el ahorro frente al consumo en stand by. Aunque sí es recomendable para pausas más largas. Recordaremos también apagar los periféricos que solemos utilizar de forma esporádica, como la impresora. 

79. Revisaremos las opciones de brillo de pantalla y los ajustes de rendimiento, en la mayoría de ocasiones no es necesario tenerlos al máximo. 

Climatizadores

 

80. Conviene elegir un aparato eficiente. Además del etiquetado energético, hay tecnologías que ayudan al ahorro, como el compresor DUAL Inverter de LG, con el que se ahorra hasta un un 70% más de energía que con los aires acondicionados LG sin Inverter. 

81. Limpiaremos el aparato con regularidad. La suciedad en el interior y en los filtros obligan a consumir más energía. Y si queremos asegurarnos una limpieza total, el sistema UVnano de LG con desinfección por luz ultravioleta, elimina más del 99,9% de las bacterias. 

82. Equilibraremos la temperatura. La diferencia máxima ideal entre la temperatura que hay en el exterior y en el interior de casa debe ser de 12ºC. Cada grado de diferencia que añadamos puede consumir un 8% más de energía.

83. Instalaremos el aparato de aire acondicionado lejos del sol, ya que el calor directo hace más difícil su funcionamiento y, por tanto, que consuma más. 

84. Apagaremos el climatizador por la noche. Aprovecharemos el fresco nocturno para ventilar, o el momento de estar en la cama en invierno para darle un descanso y ahorrar energía. 

85. Un buen aislamiento es fundamental para ahorrar en climatización. Pequeñas mejoras como el aislamiento de puertas y ventanas ya suponen una bajada en el gasto energético importante (entre un 10 y un 20%) y si ya hablamos del aislamiento térmico de cubiertas y fachadas, según Rehabitar Madrid, nos puede hacer ahorrar entre un 50% y un 65%

Imágenes: LG