Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Siempre ha existido cierta incertidumbre en torno a los volúmenes de radiación emitida por smartphones. Comencemos con una sentencia breve: casi todo cuanto nos rodea emite radiación. El universo está lleno de partículas cargadas. Un tipo fumando emite radiación. Él y su cigarrillo. Hasta los plátanos y el papel fotográfico.

Además, no toda la radiación es ionizante y no todas las células de nuestro cuerpo cuentan con los mismos índices de estrés oxidativo —la capacidad de absorber o tolerar esa radiación—. Y dos: no todos los móviles emiten la misma cantidad de radiación.

Entonces, ¿significa eso que los teléfonos móviles son, en general, seguros? Sí, completamente. Pero hay que seguir mejorando en reducir los niveles SAR. Y fabricantes como LG han reducidos estos baremos hasta los mínimos del mercado. Y para muestra, los LG V30 o LG Q6, como veremos más adelante.

Analizando la Tasa de Absorción Específica

La SAR, o tasa de absorción específica, es un indicador que determina la cantidad de tejido corporal que absorbe EMF (emisiones de campo magnético). La cantidad de ondas que puede retener un tejido humano desde la emisión de su teléfono. Ante esto existen todo tipo de informes, alegatos, medias verdades o verdades enteras.

Esta tasa nació formalmente agosto de 1996, cuando la Comisión Federal de Comunicaciones publicó unas reglas sobre los límites de exposición. Decidieron, en suma, que la tasa máxima sería de 1,6 vatios por kilogramo de peso corporal. En Europa el baremo es algo más alto, de 2,0 W / kg, afectando a un promedio de 10 gramos de tejido humano.

La media se obtuvo mediante llamadas telefónicas de 30 minutos sujetando el smartphone directamente sobre la oreja. Para medir estos baremos se utilizan dummies —bustos— rellenos de un gel con una densidad y resistividad similar al tejido humano.

En la actualidad y con el fin de aclarar este debate, algunas metodologías de estudio han oscilado más hacia el efecto biológico (MSBE) frente al estricto índice de intensidad. Las llamadas de los teléfonos móviles se hayan, de forma habitual, entre los 1,9 y 2,2 GHz del espectro y operan desde la banda desde los 380 MHz hasta los 1.900 MHz.

Conocimiento y salud

Conocer los niveles de SAR es muy importante. Tal vez no se traduzca en fotos de mejor calidad, pero sí en la seguridad de estar ante un terminal bien construido, que mitiga la radiación, que ha invertido en recursos, investigación y desarrollo en pos de fabricar el mejor teléfono posible. Y conocer el nivel de SAR que emite nuestro teléfono es realmente fácil. Aquí van tres métodos:

  • Usando el código de llamada * # 07 #. Nada más marcarlo aparecerá la información sobre normativas que cumple el teléfono.
  • Verificando las especificaciones del terminal aquí o en distintas bases de datos con las distintas páginas de producto.
  • A través de esta tabla comparativa que almacena los distintos SAR de cada terminal público.

Documentar estos datos es obligatorio. Todas las marcas del mercado tienen el compromiso de realizar los tests adecuados e informar de manera pública.

Siguiendo esta lectura, uno de los smartphones con más SAR es el Xiaomi Mi A1, con 1.75 vatios por kilogramo. Un podio que comparte con otros terminales chinos. Le sigue el OnePlus 5T, con 1.68. A continuación hay seis móviles de Huawei.

El iPhone 7 estaría en la posición 11. Otros dos iPhone entre los 15 primeros, incluyendo el iPhone 8 —tal y como especifica la fuente oficial—.

En cambio, en LG han demostrado ser un fabricante preocupado por emitir los niveles mínimos de SAR. La familia LG cuenta con valores muy inferiores, hasta de un 105% menos, situándole entre los móviles con menor SAR del mercado. El LG Q6 cuenta un SAR de 0.384 y el LG V30, tanto su modelo vanilla como plus, bajan incluso hasta los 0.375. Podemos consultar más datos desde aquí.

Un SAR bajo siempre es mejor

Decir que los teléfonos emiten cero radiación es una boutade tan rotunda como afirmar que producen cáncer derivado de su capacidad de mutar y dañar nuestro ADN. Podemos encontrarlos hasta en informes de toxicología de la misma manera que podemos leer comunicados donde se concluye, tras años de investigación, que no hay de qué preocuparse, que no existe suficiente «evidencia» que apoye las sentencias más fatalistas.

Lo que está claro es que, cuanto más bajo es el SAR, mejor. ¿Por qué? Esta afirmación tan sencilla se fundamenta en resultados, cuanto menor radiación indirecta, menos posibilidad de afectar al usuario. En la industria de los escáneres médicos es una carrera constante y la meta siempre alude a reducir posibles márgenes de radiación.

Por supuesto, el debate no está en torno a la capacidad de absorción, sino ante algo que los científicos denominan principio de precaución. Es decir: si existe una evidencia lo suficiente sólida para demostrar riesgos por una tecnología, este principio exige congelar dicha tecnología hasta clarificar el impacto de la misma.

Que LG apuesta porque sus smartphones emitan la mejor SAR posible, sin ningún tipo de imposición gubernamental, deja claro una postura de fe y deseo de mejorar. Que teléfonos como el LG V30 estén completamente fuera del ranking de radiación es una buena muy noticia. Hasta los lectores de Xataka pudieron probar y conocer a fondo este terminal.

Pese a la falta de conclusiones, debemos quedarnos con un dato: si la SAR sirve para acortar los límites de lo permisible, han de cumplirse a rajatabla. Durante años, los fabricantes tomaron estos rangos como pautas para sus nuevos modelos. Por varias razones: por los efectos térmicos de la radiación y cómo redunda esto en la calidad de las telecomunicaciones. No en vano, los smartphones operan con la potencia mínima posible para garantizar un rendimiento seguro en las comunicaciones.

Pero muchos de los teléfonos aprobados por el gobierno ignoran estos márgenes. Una acusación grave sustentada por más de 40 informes. En este sentido, LG ha demostrado ser un fabricante concienciado. Una apuesta con la que no se busca otro fin que el beneficio del usuario.

Imágenes | Pixabay

Características

LG Serie G, smartphones de gama alta que combinan velocidad, una resolución de imagen espectacular gracias a sus pantallas y un gran rendimiento
  • Pantalla infinita Fullvision de 6,1" M+ LED
  • Cámara Advanced Intelligent PRO con AI Cam
  • Sonido envolvente 3D con Boombox
  • Inteligencia Artificial Real con ThinQ
  • AI Voice y Reconocimiento de voz a distancia
  • Máxima resistencia y durabilidad

Comprar ahora