Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Seguramente te resulte familiar: eres un niño, la publicidad postal llena el buzón de casa, coges un catálogo de frigoríficos o televisores y dices “yo elijo este”. Y ese “este” es el más caro, el mejor en prestaciones. No tienes ni idea de tecnología, aunque sabes que, si pudieras, meterías en casa el mejor equipamiento disponible.

De un tiempo a esta parte, las plataformas y tecnologías que apuestan por la más alta calidad no paran de crecer. Mientras el CD muere lánguidamente, las dichosas gatefold de vinilos-edición-limitada venden a manos llenas. Mientras el streaming en SD se estanca, los que apuestan por el Hi-Fi y 4K ganan usuarios. Parece que por fin encontramos respuesta a nuestros sueños infantiles.

Características:

  • LG ThinQ® AI | Asistente de Google | Alexa
  • Procesador Inteligente Alpha 7 Gen. 2 con Deep Learning
  • IA TV: Imagen IA, Sonido IA, Brillo IA
  • 100% formatos HDR del mercado
  • Sonido Dolby Atmos Full 360º
  • La tecnología LED de las grandes pulgadas

No tendríamos por qué conformarnos con menos. ¿Recuerdas cuando jugabas al Street Fighter y decías entre recreo y recreo “ojalá tener 100 luchadores para elegir”? O, frente al FIFA de cada año, imaginarnos con todas las ligas del mundo y los mejores gráficos posibles a nuestro alcance. En aquellos días nadie sabía explicarnos qué significaba sincronización vertical pero teníamos claro que queríamos más y mejor. Fabricantes como LG han cogido esta ilusión y la han transformado en realidades. Solo hay que echar un vistazo a este NanoCell de 75’’. Has leído bien, 75 pulgadas. Y algunos paneles suben hasta las 84.

 

Red Dead Redemption 2

Frente a lo convencional, lo extraordinario. Si el TV no cumple, ¿de qué sirve tanto esfuerzo? Algunos de los momentos clave de tu memoria pop lo han marcado escenas nocturnas. Si has jugado a ‘Red Dead Redemption 2’ sabrás a qué nos referimos. Pasear en caballo a la luz de la luna multiplica por mil el sentido de la maravilla de las escapadas nocturnas por las afueras en ‘GTA V’.

Eso sí, siguiendo la analogía de los videojuegos, es habitual leer quejas por publicidad tramposa: nos prometieron juego a resolución 4K y 60 fps. Y después, la realidad, nos golpeó con un hardware que no cumplía porque ni siquiera era capaz. Pero también sucede otro escenario: cuando cambiamos de televisor, el resultado parece un salto equivalente al cambio generacional.

Pasar de un panel genérico a 1080p a un televisor NanoCell conectado a un puerto HDMI 2.1 —capaz de reproducir contenido contenidos HFR 120/4K— y compatibilidad con todos los sistemas HDR, es casi como actualizarnos de Windows 2000 a Windows 10. Se amplifica el nivel de detalle y se da un salto cualitativo en cuestión de inmersión: del efecto estéreo al sonido Dolby Atmos Full 360º, la representación tridimensional del sonido para decirle al cerebro que estás en el centro de la escena.

Esta es la razón por la que los televisores LG NanoCell garantizan una experiencia audiovisual LED más completa: no se trata sólo de una tecnología LED perfecta para la gran pulgada, sin miedo a estar cerca del televisor y percibir las rejillas de los píxeles, se trata de un todo donde entran en juego las dinámicas más avanzadas de la tecnología actual: 100% HDR, Dolby Atmos, HDMI 2.1, integración total con los asistentes de Apple, Amazon y Google y una navegación fluída gracias a WebOS 4.5 y el potente procesador Alpha.

 

Assassin’s Creed Odyssey

Suma a esto los 4K nativos —constatado en ‘Assassin’s Creed Odyssey’— o el uso de la tecnología HDR y el aprovechamiento del sistema de sonido Spatial Sound, imprescindible para saber desde dónde viene la enésima oleada de enemigos en cuanto empiezan a silbar las primeras flechas. Todo esto es lo que nos perdemos sin un televisor compatible. Y ya no compatible, sino que sea capaz de representar sin desvirtuar.

Y ojo, porque eso de “todos los sistemas HDR” no es baladí. Cada creador de contenido decide el formato HDR para sus pelis y series. Algunos optan el estándar abierto HDR10, otros por su versión 2, el HDR10+, capaz de soportar metadatos dinámicos, otros apuestan por el exigente Dolby Vision y algunos se quedan con HLG o HDR1000. Aquí puedes encontrar una completa infografía que lo resume de maravilla.

La clave, para no hacerte perder tiempo con nomenclaturas, es la que sigue: si tu televisor es compatible con todos, da igual el formato escogido, siempre aprovecharás las mejores funciones de cada uno. Los NanoCell cuentan con ventaja: un procesador Alpha 7 de segunda generación que utiliza algoritmos Deep Learning para gestionar eficientemente esos metadatos —porque, no nos engañemos, los mejores TV actuales llevan en sus tripas la potencia de miniordenadores—.

 

Cadena Perpetua / Jurassic Park

El factor determinante reside en respetar el material original. La densa lluvia de ‘Cadena Perpetua’, escapando de un eterno túnel de deshechos, o los movimientos rápidos y ese trabajo de orfebrería de Steven Spielberg con montaje de Michael Kahn, con quien lleva colaborando desde hace más de 40 años. Tal vez vivieras en el cine la tensión creciente mientras los violines bajo la batuta John Williams marcan un crescendo que pone los pelos como escarpias. Un buen televisor no debería omitir estos detalles.

En este artículo ya profundizamos con la idea: los creadores de cualquier producto audiovisual, desde un videojuego a una serie para HBO, desde el director de fotografía hasta los especialistas en etalonaje, todos trabajan para que el resultado tenga un aspecto específico. Si tú quieres ver el resultado sin cortes, sin atajos ni trampas tecnológicas, solo puedes hacerlo con un televisor que cuide estos detalles.

Uno de los puntos clave reside en eso que llamamos espacio de color. Es decir, el perfil y profundidad de la gama cromática que es capaz de reproducir un televisor. Aquí interviene tanto la tecnología encargada de controlar la luz como el tipo de procesado que realiza.

Diagrama realizado por Sakurambo, derivado de este original de GrandDrake. Wikipedia.

El espacio de color DCI-P3 va camino de convertirse en el estándar actual, un 25% más amplio que el espacio sRGB. Es el formato más exportado y usado por la industria cinematográfica estadounidense, así que contar con un panel que lo reproduzca de forma fidedigna nos garantiza tener las herramientas del laboratorio, el mismo coche que el piloto ganador.

The Division 2

Como es obvio, las innovaciones más importantes las vivimos, hoy día, en los videojuegos. A Ubisoft cabe reprocharle algunas decisiones pero debemos reconocer que es una de las desarrolladoras más valientes a la hora de asumir nuevos retos o lanzar propuestas tecnológicas de vanguardia.

En ‘Assassin’s Creed Origins’ publicaron un modo Discovery Tour que ha servido a cientos de estudiantes universitarios, una forma de viajar en el tiempo y utilizar la base de datos del juego como material de estudio.

Y en ‘The Division 2’ dieron luz a ECHO, un sistema de realidad aumentada, como puedes ver en el vídeo más arriba, para conectar enclaves reales dentro del juego. A esto debemos sumar compatibilidad total con eye trackingtecnología de seguimiento ocular con la que interactuar de forma natural con el entorno, ideal para cambiar de forma simple el contraste, el apuntado, o rastrear ciertas zonas en persecuciones.

La Larga Noche (Juego de Tronos)

Por desgracia, no siempre tu televisor se preocupa de todos los detalles. Solo hay que echar un ojo al acalorado debate que abrió el dichoso 8×03 (La Larga Noche) de ‘Juego de Tronos’. Un lamento en la oscuridad. Tendrás que volverlo a ver con Full Array activado.

Aquí va un resumen rápido de por qué sucede esto: muchos televisores en zonas oscuras, simplemente, dejan de iluminar esa zona. Así que lo que vemos no son matices de grises, sino una zona opaca que descuida la información —o eso, o una especie de mancha de luz que produce un fondo negro, brillante, muy artificial, donde píxeles como puños campan a sus anchas—.

Y decimos información porque cada cuadro de cualquier serie o película contiene un gran bloque de metadatos y es en la correcta transferencia de toda esta información donde percibimos una continuidad correcta o incorrecta.

Los millones de las nanopartículas de los televisores LG NANOCELL evitan esto: el panel absorbe la luz no útil y evitan artefactos o sangrados de luz, lo que redunda en mayor precisión de color y un contraste estable mires desde el frente o de lado. Esto se logra gracias al Full Array Dimmingun sistema que localiza las imágenes y contornea con la luz exacta y precisa en torno a ellas, frame a frame.

 

Escape at Dannemora

La forma en la que vemos el mundo nos ayuda a categorizarlo. Los colores nos ayudan en la memoria.

Si has visto la miniserie ‘Escape at Dannemora’ sabes de qué hablamos. No desvelaremos nada sobre esta serie pero cabe destacar la asombrosa fotografía de una debutante, Jessica Lee Gagné, similar al trabajo de otros clásicos como ‘Fargo’. El prodigioso capítulo 5, pero con intensas luces rojas sobre fondo negro, o todos esos amaneceres azules, son la perfecta prueba de fuego para detectar el ghosting lumínico y el banding —las bandas de color visibles en el degradado—.

Y, si lo que buscas es colores vivos y no matices de grises, ‘The Witcher 3: Wild Hunt’ está trufado de atardeceres rojos como la sangre, auroras boreales, el vaivén de los árboles mecidos por una brisa nilfgaardiana y la bravura de tiempos pasados que aún arde. Está diseñado para disfrutarse.

En aras de llevar ese sentido de la épica cinematográfica, no pocos estudios de consumo apuntan que la tendencia es adquirir televisores más grandes. Por tanto, es importantísimo que el ángulo de visión sea el mayor posible, para evitar distorsiones. Los humanos poseemos un campo de visión total muy amplio, más de 100 grados horizontales por cada ojo. Es decir, cubrimos un espacio aproximado de 180º. La meta debería ser, por tanto, acercarse a este límite humano. Algo que LG asegura haber conseguido con NanoCell: 179º sin pérdida desde ningún ángulo.

Por esta sencilla razón, hasta hace poco los modelos de gran pulgada eran carísimos, subían hasta precios desorbitados: cuanto más grande es el panel, más se complica representar esas imágenes con la misma fidelidad.

Y, a mayor tamaño, menos detalles se le escapan al ojo. Lo que LG ha logrado con la serie NanoCell posee doble mérito: mantiene el listón hasta las 84’’ sin disparar precios gracias a una tecnología propia —las nanopartículas— que pueden escalar en talla sin comprometer el rendimiento. Un mérito adicional y una apuesta por acercar los paneles de gran pulgada, en un momento donde se ha demostrado una clara tendencia por televisores cada vez mayores.

Imágenes | Facebook de LG y capturas promocionales de los videojuegos y series indicadas.