Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Llevamos siglos usando la tecnología para hacernos la vida más fácil, cómoda y segura. Las neveras, que pronto fueron sustituidas por los frigoríficos, ayudaban a la conservación segura de los alimentos; y las máquinas mecánicas de lavado nos ahorraban decenas de horas semanales de golpear ropa en cubas con agua. Ahora tenemos lavadoras inteligentes, conectadas y ecoeficientes.

La nueva generación de lavadoras conectadas ya ha llegado, y ahora estos electrodomésticos son capaces de escanear la ropa para mover el tambor según el tipo de tejido o dureza. La clásica llamada a nuestras familias para preguntar “¿Qué botón tengo que pulsar?” se queda en el pasado con lavadoras como las lavadoras con inteligencia artificial de LG.

Características :

Lavadora Serie 9 con vapor de 8 kg, A+++(-30%), 1400rpm, 6 motion Direct Drive y Smart.
  • 10 años de garantía en el motor Direct Drive.
  • Ropa como lavada a mano con 6 motion.
  • El poder y la suavidad del vapor: Steam TM.
  • Tecla Pausa y añade.

La lavadora que da a tu ropa el cuidado que necesita

Muchos jóvenes independizados hemos recurrido al comodín de la llamada a la hora de poner la lavadora. Suena a tópico, pero la llamada a mamá para que elija (a veces a cientos de kilómetros) un programa por nosotros es una realidad cuando dejamos el nido.

Casi todos los jóvenes hemos pasado por ella durante las primeras semanas o meses, y es que saber ajustar el lavado es una técnica que requiere práctica. La lavadoras de LG cuentan con una serie de sensores capaces de escanear la ropa y, según el programa, controlar los movimientos del tambor para que esta quede impecable y dure más:

  • Presostato, en la parte posterior de la cuba, que mide la presión del agua.
  • Medición de peso gracias al uso del motor de tracción directa (AI Direct Drive). Según técnicos de LG, «la fuerza que realiza el motor al girar cuando se introduce la colada se transforma en un consumo en amperios y de esta forma detecta la carga».
  • Sensor de temperatura en la parte inferior de la cuba, ayudando a minimizar energía.
  • Sensor de vibración combinado con amortiguadores y contrapesos, que busca reducir vibraciones y ruidos, así como ayudar a detectar el tejido.
  • Sensor de humedad en el caso de lavadoras-secadoras. Detecta la humedad en la entrada y salida del túnel de lavado al medir diferencias de temperatura.

Estas lavadoras son capaces de determinar, gracias a diferentes sensores, cuál es el peso de la ropa que hemos metido en el tambor o su tipo de tejido (rígido o blando). Hablamos de las lavadoras inteligentes con tecnología de Inteligencia Artificial DD. El “DD” viene de la tecnología AI Direct Drive, una tecnología de los motores de LG que aumenta la durabilidad de los tejidos al reducir un 18% el desgaste de la ropa.

En la representación de arriba, recordándonos a las redes neuronales de las inteligencias artificiales y algoritmos capaces, vemos de forma simplificada cómo funciona la tecnología. Según la nota de prensa de 2019, “la Inteligencia Artificial Intello DD […] detecta el volumen de prendas y la dureza de los tejidos” (las dos primeras columnas) “para seleccionar el lavado más óptimo”. Esto incluye aquellos que cuidan la ropa o del medio ambiente, como veremos a continuación.

¿Tomarán mejores elecciones que nosotros?

En líneas generales las máquinas que incorporan muchos datos son capaces de tomar muy buenas decisiones por nosotros, y con frecuencia se menciona cómo las IA son capaces de localizar patrones mejor que algunos expertos. Esto es debido al machine learning, aprendizaje automático, o cómo las máquinas aprenden. En el caso de la tecnología mencionada tenemos que pensar en grande y en aplicaciones conectadas.

El electrodoméstico de nuestra vivienda no está solo. Al enlazar la lavadora de LG con la aplicación Smart ThinQ, así como con Asistente de Google disponible en altavoces como el LG WK7 (abajo), las posibilidades de usabilidad y eficiencia se disparan.

Según las características del tejido (blando-rígido), el microprocesador selecciona el algoritmo de lavado más óptimo, utilizando las cantidades necesarias de agua y tiempo. Desde LG nos indican cómo «cada combinación de tejido o cada tejido realiza unos movimientos diferentes en el tambor, genera una vibración diferente y el motor tiene que realizar una fuerza diferente». «El sistema AI, compara la detección que se realiza con los patrones aprendidos», resumen.

Si nos preguntamos si estos electrodomésticos tomarán mejores decisiones que nosotros, definiendo “mejor” como más eficiente, la respuesta es que sí. El conocimiento generado por las IA es acumulativo. Se estima que los patrones elegidos por estas lavadoras serán capaces de reducir un 18% del daño sobre el tejido. Según la nota de prensa (en inglés), “testado por Intertek en el ciclo de 2 kg, comparado con una lavadora convencional de LG”.

Cuando los electrodomésticos apuestan por el medio ambiente

Otro de los puntos clave de delegar o confiar en las máquinas, además de ahorrarnos el tener que invertir tiempo en ello, es el impacto medioambiental que supone optimizar el lavado. La tecnología TurboWash 360º es capaz de ahorrar hasta el 36% de electricidad.

De nuevo volvemos al tema del desgaste porque es importante. La diferencia entre que una camisa nos dure tres años o cinco es que durante los dos últimos no tendrá que ser fabricada una camisa que la sustituya. Se estima que, para fabricar una camiseta de algodón son necesarios 1200 litros de agua y emitir 3,6 kg de CO2. Imaginemos ahora el impacto positivo y acumulado de hacer que nuestra ropa dure más.

Y lo mismo ocurre con el agua o la electricidad. Pensemos en el alivio que supone para el planeta que los hogares consuman solo una fracción de la energía y agua que usan actualmente. De ahí que marcas como LG haya lanzado iniciativas como el reto Smart Green, un compromiso por la reducción del consumo de recursos energéticos y el diseño de tecnología ecoeficiente, que complementan con otras acciones como la de plantar 47 millones de árboles con el fin de ayudar a compensar las emisiones de CO2.

Esto no va de automatizar tareas

Volvamos al tema de la automatización. La prenda entra en la lavadora y esta la “pesa” y mide su grado de dureza. Coteja los datos con la base de datos y nos ayuda en el lavado. Por un lado la persona que pone la lavadora confía en que el tambor cuidará de su prenda. Por otro, se optimiza el lavado al menor impacto.

Podríamos decir que nos ahorra una llamada a casa, aunque es poco probable. La llamada no puede ser evitada, como sabrá cualquier joven que se haya independizado. Esta tecnología no va solo sobre automatizar tareas, sino de relegarlas a un segundo plano y centrarnos en lo que importa, en tener una preocupación menos que sumar al trabajo y la higiene doméstica.

Además, la aplicación SmartThinQ nos permitirá descargar nuevos programas a medida que estén disponibles, manteniendo la lavadora de LG siempre actualizada. También programar el lavado para que la ropa esté lista al llegar a casa, así como la de programar Smart Diagnosis que nos ayuden a tener un buen estado de mantenimiento del electrodoméstico, haciendo que las lavadoras de LG duren más.

Imágenes | LG