Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El mundo del PC avanza imparable cada año. La tecnología que rodea a nuestros equipos no espera a nadie y cada generación es significativamente mejor que la anterior. La realidad es que queremos ordenadores más potentes, pero también necesitamos que sean capaces de durar más horas en funcionamiento. Y por fin, la industria está consiguiendo cumplir con esa demanda.

Qué decir del aspecto de los nuevos ordenadores portátiles, más livianos y con diseños más cuidados, independientemente de su rango de precios. Este tipo de ordenadores es el que más ha mejorado en la última década, una evolución principalmente promovida por el concepto Ultrabook.

Ultrabook no es una categoría diferente al portátil, es una evolución lógica basada en las necesidades de ultraportabilidad

Características

  • El más portátil de los portátiles con solo 1kg de peso
  • Sólo 1065g de peso y bateria de hasta 19 horas
  • Chasis de magnesio y nanocarbono. Ha pasado 7 pruebas de resistencia, recibiendo el estándar militar de durabilidad STD-MIL-810G
  • Segunda ranura de disco duro SSD, ampliable hasta 1TB de capacidad
  • Pantalla mejorada con un panel IPS Full HD que ofrece un rango de color de hasta un 96% sRGB

Comprar ahora

Nos tenemos que remontar a la segunda mitad de 2011 para conocer por primera vez la palabra Ultrabook, que no es una marca o modelo concreto de una compañía: es un concepto que ideó Intel con el que trataba de sentar las bases de cómo tenía que ser un ordenador portátil ideal.

El concepto ha ido derivando en formas y nomenclaturas, ahora es más fácil identificar a los equipos como ultraportátiles.

El estado del arte de este tipo de ordenadores lo tenemos en soluciones como la familia LG Gram, disponible en diferentes tamaños de pantalla y acabados, pero con un denominador común: un peso mínimo sin comprometer las especificaciones. Existe un modelo ultraportátil de 14 pulgadas que pesa menos de un kilo.

Un ultraportátil en siete puntos

Con esa palabra se define un equipo extremadamente delgado y ligero, con una potencia que poco tiene que envidiar a un sobremesa – al menos en tareas cotidianas – y que tiene que estar motorizado por los procesadores de bajo consumo de Intel.

Pero había algunas consideraciones más que eran muy importantes en el concepto ultrabook o ultraportátil, todas las marcas que quieren denominar así a sus productos han tenido que cumplir los siguientes puntos:

  1. El arranque instantáneo, que es un mecanismo que garantiza que tu equipo pase de estar dormido a plenamente funcional en menos de cinco segundos.
  2. Colocar la información más necesaria en unidades de lectura y escritura más rápidas, es decir, en SSD.
  3. Seguir haciendo tareas mientras el equipo está dormido: procesador y red pueden trabajar con un consumo mínimo para mantener parámetros vitales y útiles al día.
  4. ¿Qué pasa con la autonomía? Debe ser mayor que la de un portátil convencional, con capacidad para moverse por encima de las cinco horas de uso con una única carga.
  5. La necesidad de ser un ordenador muy completo en conectividad, tanto inalámbrica como en puertos: entran en escena nombres como USB 3.0 o Thunderbolt.
  6. Mecanismos de seguridad a diferentes niveles para poder bloquear un equipo y proteger tu información.
  7. Por último tenemos un factor crucial para que todo esto tuviera éxito: el precio. Intel y los principales fabricantes se han esforzado en crear equipos por debajo de los 1.000 euros.

Los convertibles entran en escena

Las bases de un Ultrabook siguen ahí presentes, aunque hoy en día es más fácil reconocerlos como “ultraportátiles”. Los fabricantes han aprendido a mejorar los equipos basándose en las directrices de Intel, consiguiendo equipos más capaces y livianos, pero también ha habido una transformación hacia nuevos tipos de ordenadores.

Del concepto ultrabook pasamos a los ordenadores convertibles: mitad tablet, mitad portátil. Todos van a convivir.

La evolución más importante es la de los ordenadores portátiles en convertibles, también llamados 2 en 1, que es actualmente la principal tendencia de mercado. Básicamente son ordenadores que cuentan con pantalla táctil, y en algunos casos es posible separar la pantalla del teclado.

Pero no debemos olvidar que la principal tecnología que hay dentro de ellos ha sido desarrollada en Ultrabooks.

En esa transformación hacia los convertibles no podemos obviar la irrupción de las tablets, presentando sistemas muy sencillos de usar, táctiles y con mucha potencia de proceso para tareas cotidianas. Los fabricantes han sabido tomar muchas innovaciones e ideas de ellas para crear mejores ordenadores portátiles.

Los portátiles más portátiles: LG Gram

Que la industria esté derivando hacia el ordenador convertible no quiere decir que el ultraportátil no tenga sentido, la mayoría de la gente sigue demandando un equipo convencional con las máximas garantías en potencia y portabilidad. De ahí que ordenadores como los MacBook o los LG Gram sean reconocidos como equipos profesionales de referencia, también en el ámbito de la educación.

Nos tenemos que remontar a 2015 para conocer por primera vez a un integrante de la familia LG Gram, desde entonces han ido apareciendo modelos en diferentes tamaños hasta quedarnos con los dos más interesantes – 15,6 y 14 pulgadas – para conservar el peso más reducido del mercado.

Actualmente están disponibles dos modelos de 14 pulgadas, que se caracterizan por su peso mínimo: son solo 995 gramos, perfecto para llevarlo a cualquier parte. Otra especificación récord es su autonomía con hasta 21,5 horas de vida, gracias a su batería de 72Wh.

No menos importante es la introducción de una ranura extra SSD, el uso de memoria RAM DDR4, ultrarápida, o la elección de procesadores Intel de octava generación. Por ser delgados no implica olvidarse de los puertos: USB Tipo C, HDRMI, dos USB 3.0, etc.

La versión con 15,6 pulgadas añade un teclado extendido, la autonomía llega a las 19 horas de uso, y el peso únicamente sube hasta los 1095 gramos. Como en el modelo más pequeño, la resolución es Full HD.

Ofrecen lo mejor en seguridad gracias al lector de huellas implementado en el teclado. Si había alguna duda sobre la resistencia de estos dispositivos tan livianos, con tanta tecnología, comentar que todos cuentan con certificación militar MIL-STD 810G.

No menos importante es recordar con estos productos que LG busca la máxima eficiencia y menor impacto al medioambiente en todos el ciclo de vida de los mismos.

Además, la familia LG Gram, considerado actualmente un referente en el mercado, reducen la huella de carbono hasta dos toneladas de dióxido de carbono durante su transporte a lo largo de un año, gracias a su 48% menos de peso frente a los ordenadores convencionales situados en la misma franja de rendimiento y tamaño.

Imágenes | LG