Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

A veces, quienes somos padres recordamos nuestras infancias ociosas, jugando con los amigos del barrio sin la urgencia de subir al cercanías para la clase de orquesta —que casi se solapa con el refuerzo de inglés para el B2—. Salir pitando nada más terminar de comer y a ponerse la equipación de fútbol, mientras estudian en la tablet los apuntes del examen de trigonometría del jueves. Y así, día tras día.

El actual confinamiento ha dejado en suspenso nuestra realidad, nos ha forzado a pisar el freno y bajar varios pistones. Tiempo que podemos vincular a nuestro ocio. Es hora de hablar, respirar, de jugar con amigos. De adaptarnos a una situación excepcional y sacar lo mejor de ella. Y, bueno, la industria del ocio no se ha detenido, más bien al contrario: acaban de salir un montón de juegazos que bien hubiésemos clamado por ellos hace tan solo unos meses.

Más información:

  • 1ms de velocidad de respuesta
  • Colores más puros gracias a la tecnología Nano-IPS, cubriendo un mayor abanico de color, mostrando por encima del 98% del espectro DCI-P3
  • Juega más fluido con frecuencia de actualización de 144Hz
  • NVIDIA G-Sync para disfrutar toda la acción sin parpadeos
  • Colores más vivos y mejor contraste con HDR10

Y para verlos, un monitor único: el LG Ultragear 27LG850 de LG. Sí, sabemos lo que estás pensando, pero los monitores gaming son válidos para mucho más que pegar tiros o quemar rueda. Son la alternativa versátil al televisor del salón. Y este monitor cuenta con unos valores excepcionales: panel nano IPS de 27’’ con resolución 2K (2560 x 1440), compatibilidad total con Nvidia G-Sync además de FreeSync, tasa de refresco nativa de 144Hz, HDR 10 y el 98% del perfil de color DCI-P3, tiempo de respuesta nativo de 1ms y ocho perfiles de preconfiguración.

The Division 2: Warlords of New York

Comenzamos por este brutal e infravalorado shooter looter, cámara en tercera persona y cientos de horas por delante. El mejor juego para poner a prueba el perfil de color, con negros intensos y efectos lumínicos demostrando que, con o sin downgradeUbisoft saca petróleo de nuestras tarjetas gráficas, entrega tras entrega.

A sus misiones diarias, semanales, sus raids y sus dark zones —donde conseguir el mejor equipamiento adentrándonos en las zonas más hostiles de la ciudad— ha llegado el DLC ‘Warlords of New York’, una expansión que nos lleva de vuelta al Manhattan de la primera entrega, frente a las calles de Washington, y sirve como bautismo de fuego para los más avezados: sube el nivel de nuestro equipamiento, pero a cambio aparecen nuevos enemigos y se abren tres fortalezas en tres barrios que pondrán a prueba todo cuanto sabemos.

Resident Evil 3 Remake

Cambio de tercio. Porque si vamos a pasar muchas horas en casa no todo va a ser disparar y “limpiar el mapa”. En ‘Resident Evil 3’ en más de una y dos ocasiones nos tocará huir, correr por nuestra vida. Esta reinterpretación del clásico de PlayStation nos trae de vuelta a Nemesis, el zombie indestructible de Umbrella Corporation, mientras nos movemos por una Raccoon City infestada de muertos vivientes más detallada y grande que nunca. Una ciudad en llamas plagada de curiosidades y easter eggs. ¿Y has visto el outfit de Jill Valentine?

Mucho ha cambiado desde aquel 1999, cuando se estrenó el juego original casi como expansión de Resident Evil 2. Y jugarlo en un LG Ultragear 27LG850 garantiza una profundidad de color inusual, sin ghosting ni retención de imagen por obra y gracia de los 144Hz. El monitor, además, podemos encastrarlo en cualquier pared gracias a sus herrajes VESA. Y su doble conexión HDMI y DisplayPort nos da la oportunidad de convertirlo en segundo monitor o en la opción principal.

Need for Speed Heat

¿Habíamos dicho que nada de no todo son disparos y quemar rueda? Bueno, era una verdad a medias: si quieres comprobar el rendimiento de un monitor ponlo a prueba con un juego de conducción. Y seguro que en casa siempre hay alguien devoto del motor. Ahora que la F1 se juega en en virtual —literalmente, el reemplazo de la competición se denomina Virtual Grand Prix Series—, es momento de medir reflejos con este completísimo juego de Ghost Games.

De Need for Speed no hay mucho que descubrir, es una longeva saga nacida en 1994 y, desde entonces, hemos visto todos los rostros de la velocidad bajo su cuño: conducción deportiva, obsesión policial, carreras callejeras y mucho tuning. ‘Heat’ nos lleva a Palm City, una enorme ciudad con clara inspiración en Miami, con ecos a ‘Forza Horizon’, con quien comparte el portento gráfico y unas mecánicas que nos conceden ser tanto el brazo duro de la ley como un maestro de las carreras ilegales. Tú decides.

Ori and the Will of the Wisps

Ya va siendo hora de una pausa, ¿no? Entre tanta sirena policial y tanto vértigo terrorista tal vez apetezca desconectar y convertir esta cuarentena en un remanso zen. La secuela de ‘Ori and the Blind Forest’, herencia de los mejores ‘Rayman’, se ha ganado a pulso su lugar. Este indie preciosista no deja de ser el enésimo plataformas 2D.

Pero su narrativa ambiental y su esmero visual —con cientos de fondos pintados a mano— dan un salto en lo que podríamos denominar metroidvania. Ori tiene todo el encanto de Stitch —el extraterrestre de Disney— y su mundo está a la altura del cosmos creativo de los primeros Mario Bros. No exageramos, juégalo en tu PC con la configuración en Ultra y el monitor LG Ultragear 27LG850 con el brillo al máximo y podrás apreciar la vasta belleza de los bosques de Nibel.

Doom Eternal (o Borderlands 3)

Se acabó la pausa del bocadillo, suficiente relax. Lo que sigue son dos opciones en una: o el infierno terrestre de ‘Borderlands 3’ o el salvaje infierno de ‘Doom Eternal’. ‘Doom Eternal’ es el digno sucesor de una dinastía creada por id Software. ‘Borderlands 3’ acaba de recibir nuevos contenidos en forma de DLC y es ahora el momento ideal para recorrer la nueva Pandora de Gearbox Software.

Dos rostros de una misma mentalidad —no olvides configurar la mirilla y el perfil del monitor—: acción frenética, ciencia ficción ligera, apartado gráfico apabullante y un sentido del humor negrísimo que tal vez te haga mirar a cada lado y detrás de la silla, con cierto sentimiento de culpa.

Control

En Remedy siempre fueron amantes del portento gráfico, las virguerías con los motores de iluminación y las cabriolas con los motores de físicas. Los papás de Max Payne, Alan Wake y Quantum Break echaron el resto con esta historia de ciencia ficción dura. Eso sí, para aprovecharlo al máximo necesitaremos 16GB de RAM y una gráfica Nvidia GeForce GTX 1080Ti en adelante.

‘Control’ es todo lo que podemos pedir a un juego de aventuras de corte adulto: conspiraciones, muchos secretos, 15 horas de historia —que podemos ampliar con las dos expansiones recién publicadas— y mecánicas refinadas de shooter en tercera persona. Una amenaza paranormal invade una agencia privada. Nosotros debemos recuperar el control de esta zona zero. El juego ideal para devorar durante un fin de semana.

Red Dead Redemption 2

Y cerramos con nuestro fetiche particular, el juego de Rockstar donde el monitor de LG Ultragear 27LG850 puede demostrar de lo que es capaz, sacando todo el potencial a la carga poligonal y distancia extra de dibujarlo respecto a las consolas. Porque la versión de PC tardó un año en llegar, pero incorporó inmensas mejoras visuales, con énfasis en la iluminación, las texturas de los objetos y resolución límite de las mismas.

Habrá quien prefiera la Grecia clásica de Assassin’s Creed Odyssey, pero nosotros tenemos claro que nada como la América de 1899 para vivir esa fuga psicogénica, hacer ese tour virtual por uno de los juegos más bellos y fidedignos del Salvaje Oeste.

 

Somos Arthur Morgan y debemos velar por el bienestar de nuestra banda, mientras cientos de forajidos y federales y cazarrecompensas nos pisan los talones. Un placer culpable mientras hacemos tiempo hasta volver al frenetismo habitual. Y un aislamiento que nos ha retirado de muchas libertades —por nuestra propia seguridad, obviamente— aunque nos ha brindado la ocasión de bajar el ritmo y convertir nuestro monitor en una especie de puerta dimensional, la ventana escapista que siempre quisimos que fuera.

Imágenes | LG