Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La serie V de LG constituye la gama alta de smartphones de la casa, y en ellos se encuentran innovaciones que se mueven en el estado del arte de las tecnologías móviles. El año pasado fue el LG V30 ThinQ el encargado de liderar esta gama, un teléfono que a día de hoy sigue respondiendo a las necesidades del usuario actual, pero la compañía coreana ha decidido mejorarlo en todos sus características, evolucionando en tres puntos clave: cámaras, diseño y pantalla.

Esos son posiblemente los apartados más importantes que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un teléfono móvil y son los apartados donde se marcan las diferencias en la gama más alta de dispositivos.

Características:

  • Triple disparo
  • Cámara frontal dual
  • Altavoz Boombox
  • Google Assistant
LG V40 ThinQ
Comprar ahora

Aunque queremos presentaros de forma completa al LG V40 ThinQ, vamos a hacer hincapié en aquellas novedades que hacen del teléfono una pieza singular, difícil de comparar con el resto de contendientes. Precisamente su principal ventaja recae en la combinación de su configuración de cinco cámaras con una nueva pantalla OLED de 6,4″, sin dejar de lado un sistema de sonido superior a cualquier otro teléfono, o ese diseño de líneas suaves que ya es marca registrada de la casa.

Diseñado para ser tan elegante como resistente

El teléfono es el dispositivo que más vamos a utilizar en nuestro día a día, el que más horas va a estar junto a nosotros ya sea en público o en privado, así que nos parece justo ser bastante exigentes con el diseño del mismo, también con su resistencia.

El lenguaje de diseño del LG V40 ThinQ apuesta por la simplicidad, eliminando todo aquello que sea superfluo. Lo importante es conseguir materiales y formas que sean agradables al uso, unos colores tan variados como atractivos, y la seguridad de que no se nos va a romper en el primer accidente.

Ante esto último podemos quedarnos tranquilos al conocer que cuenta con resistencia al polvo y agua según la certificación IP68. Cumple además con las pruebas militares conocidas como MIL-STD-810G, especialmente duras con los impactos y el agua. Para redondear la jugada tenemos protección Gorilla Glass 5 para la pantalla frontal, la zona trasera, incluso las cámaras.

Pero vamos adelante con el uso, un apartado complicado de mejorar con respecto al LG V30 ThinQ, a sabiendas que un mayor tamaño de pantalla – 6,4 pulgadas – iba a complicar la situación. Sin embargo, los ingenieros de LG han conseguido crear un teléfono prácticamente igual en tamaño gracias a unos marcos mínimos.

También hay que valorar en este sentido la implementación del tratamiento Silky Blast, un proceso que se realiza sobre el cristal templado de la superficie del teléfono, basado en surcos microscópicos. ¿Qué se consigue con él? Mejor agarre al tiempo que se conserva un tacto muy suave.

Sobre colores, el LG V40 ThinQ se estrena en cuatro tonos que varían según mercados: Aurora Black, Carmine Red, Platinum Gray y Moroccan Blue.

La implementación más inteligente de varias cámaras

Estamos muy acostumbrados a encontrarnos con teléfonos con doble cámara, alguno ha aparecido por ahí que se atreve con más, pero lo que propone el LG V40 ThinQ con su configuración de cinco cámaras es algo al alcance de pocos modelos.

Si has seguido la historia de LG con las cámaras conocerás que su intención es siempre encontrarle utilidad real a que haya más de una unidad. ¿Cómo se marcan diferencias en este aspecto? Jugando con objetivos muy diferentes en cada cámara.

Esto es algo que vamos a conseguir por partida triple en la cámara trasera y por partida doble en la cámara frontal, es decir, cinco cámaras para conseguir la solución más inteligente del mercado. Vamos a conocer los puntos más importantes.

1. Tres cámaras en la trasera

Nuestra cámara principal va a estar compuesta por tres cámaras que nos van a permitir capturar una misma escena de tres formas diferentes: una visión estándar, una gran angular, y otra con teleobjetivo.

LG siempre ha apostado por ofrecer lentes gran angulares que terminan por resultar de gran utilidad en el día a día. Con el LG V40 ThinQ llegan hasta los 107 grados de visión con su cámara más angular.

Pero si llamativo es que tengamos las tres opciones de visión, más lo es el hecho de poder usarlas el el mismo momento, en un mismo disparo. Entra en escena el modo Triple Shot, que nos da la posibilidad de guardar las tres imágenes, tomadas con cada cámara, en un mismo disparo.

No solo eso, a la hora de previsualizar una toma podemos hacer uso de Triple Preview, que nos dibujará en tres cuadros en pantalla cómo va a quedar cada una de las imágenes posibles.

No menos llamativo pero más relacionado con el nuevo software que estrena el LG V40 ThinQ tenemos el modo Cine Shot.

En este modo podemos elegir partes que queremos que se mantengan animadas de un pequeño vídeo, dejando el resto estático, como si se tratara de una foto, el resultado es tan divertido como espectacular.

2. Retratos con un toque profesional

La calidad de los retratos marca la diferencia entre teléfonos de diferentes niveles. Si quieres conseguir un toque profesional en ellos, con el LG V40 ThinQ vamos a poder jugar con el desenfoque en tiempo real.

La idea es que podamos ver qué tal quedará la toma sin necesidad de realizarla, aunque también es posible gestionar la intensidad del efecto una vez tomada. Añadido a esto podemos seleccionar diferentes efectos de iluminación que simulan lo que se puede conseguir en estudio.

LG lo ha bautizado como 3D Light Effect y concretamente son cinco efectos: Natural, Softbox, Contour, Stage y Stage Black & White. Si nos nos basta con esto podemos hacer destacar a la persona eliminando el fondo con Backdrop. Más bien nos permite aislar el rostro y colocar un fondo de un color sólido.

3. Inteligencia artificial

La potencia de proceso y las cámaras nos permiten introducir la inteligencia artificial en la realización de nuestras fotografías, con la intención de mejorar lo que podemos registrar.

En primer lugar tenemos la opción AI Cam que es capaz de reconocer elementos en las —animales, tipo de escenario, condiciones— y de esta forma actuar en consecuencia: elegir los mejores parámetros y proponer filtros.

La inteligencia artificial también entra en juego a posteriori, como modos como AI Composition. Imagina hacer un retrato de una persona y que el sistema sea capaz de recortarlo para que el resultado final se aproxime aún más a lo que teníamos en mente: eso hace el LG V40 ThinQ, basándose en la regla de los tercios.

4. Dos cámaras en el frontal

Otra de las grandes novedades del LG V40 ThinQ está en la duplicación de la cámara frontal, lo hace para revolucionar nuestros selfies de una forma muy inteligente: tenemos una cámara estándar y otra gran angular.

Si estamos realizando un selfie grupal y necesitamos mayor amplitud solo tenemos que elegir la visión de 90 grados de la cámara angular y todos cabremos en la toma.

Aprovechando la tecnología de las cámaras ahora es posible determinar con garantías cuál es tu rostro con respecto al fondo y esto nos permite aislarlo para después colocar el fondo que queramos. Es una opción nueva muy atractiva que responde al nombre de Story Shot.

Una pantalla OLED para marcar la diferencia

Nuestros teléfonos tienen en su pantalla el elemento más importante. A través de ella nos representan la información y también es el principal método de interacción, así que cuanta más calidad tenga, mejor será nuestra experiencia.

En un teléfono de gama alta como el LG V40 ThinQ había que apostar por la tecnología más moderna y su pantalla de 6,4 pulgadas está confeccionada con un panel OLED que nos ofrece los colores más intensos y negros perfectos.

Cabe destacar que la resolución de pantalla es QHD+ (3.120x1.440 píxeles), es de tipo FullVision con una proporción más panorámica (19.5:9) y que el notch que incorpora es ajustable para crear una pantalla que ocupa el 82% del frontal del teléfono.

Con la potencia necesaria

Por mucha calidad de pantalla o número de cámaras que tengamos, todo esto no sirve si no hay un cerebro de operaciones que gestione las tareas con garantías. El encargado en esta ocasión es el Snapdragon 845 de Qualcomm, que se encuentra emparejado con 6GB de RAM y 128GB de memoria interna (se puede ampliar con tarjetas).

El otro elemento crucial en esta ecuación del rendimiento es la batería, que en el LG V40 ThinQ es de 3.300mAh. Cuenta con carga rápida del tipo Quick Charge 4.0 y soporta carga inalámbrica (Qi).

Y un sonido a la altura

El sonido es un apartado bastante olvidado por muchas compañías, incluso en teléfonos de gama alta no encontramos terminales que marquen diferencias. En LG pasa todo lo contrario, podríamos decir que es uno de sus puntos fuertes.

En primer lugar tenemos el altavoz Boombox de 1,1W. Basa su funcionamiento en un sistema de resonancia dentro del propio teléfono que consigue graves más potentes y agudos más claros y nítidos.

Para disfrutar del audio en alta fidelidad tenemos 4 conversores digital-analógicos de 32 bits, que manejan el doble de información que los conversores convencionales de 16bits. Consiguen reducir el ruido en un 50% en comparación a los dispositivos con un solo DAC. Y no olvidemos su certificación de sonido DTS-X 3D de hasta 7.1 canales. Reproduce sonido espacial para que el audio parezca provenir desde cualquier dirección, incluso desde la zona superior.

Por último, cabe mencionar que si te decides a comprarte el LG V40 ThinQ, podrás llevarte a casa gratis un televisor/monitor de 28 pulgadas Smart TV.

Podéis ver resumida y en funcionamiento toda la información de este artículo en el siguiente vídeo: