Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El aire no se ve; y el aire acondicionado, tampoco. Pero, aunque no podamos verlo, está ahí, contribuyendo a nuestro bienestar y a mejorar la calidad del aire cuando estamos en casa, vamos a trabajar a la oficina o nos movemos por el supermercado mientras llenamos el carro de la compra. Solo hay que imaginarse sin él, para darnos cuenta de que nuestro confort disminuye conforme los de grados temperatura van en aumento.

Al margen de conseguir la temperatura adecuada a cada espacio y estación del año, los aparatos de climatización del aire acondicionado de LG presentan, gracias a su versatilidad, ventajas considerables dentro y fuera de casa. Entre ellas, se pueden anotar su eficiencia, el ahorro que suponen o la mejora de la calidad del aire, en su lucha contra los patógenos. Por todo ello es el sistema de climatización por defecto de edificios públicos o autobuses, donde el ahorro de costes y la higiene son elementos de peso.

Cómo usar el aire acondicionado en…

El aire acondicionado es una tecnología optimizada a lo largo de casi dos siglos, desde que Jacob Perkins construyese una bomba de calor en 1834 para refrigerar. Se trata de una tecnología de tan alta eficiencia que ha sido nombrada “fuente de energía renovable” por el Parlamento Europeo. De ahí que merezca la pena destinar un tiempo a entender en qué situaciones se le saca más partido, subrayando que fabricantes como LG cuentan con soluciones de climatización que se adaptan a todos los espacios y necesidades.

Ventajas del aire acondicionado en el hogar

Los españoles pasamos cerca de 15 horas diarias en casa, ocho de ellas de sueño. Disfrutamos del ocio en casa y muchas veces incluso teletrabajamos en su interior. Es por ello que merece la pena perseguir una temperatura perfecta y un amplio confort térmico, poniendo también el foco en disfrutar de un aire de calidad, limpio y purificado.

La calidad del aire es aún más importante si en la vivienda hay niños, ancianos, mascotas o personas con dificultades respiratorias como pueda ser el asma, la apnea del sueño, alergias o similares.

El aire acondicionado en los restaurantes

Esta purificación o ‘higiene del aire’ es especialmente importante en aquellos locales comerciales en los que la limpieza juega un papel fundamental, como es el caso de restaurantes, bares y otros locales de restauración. En estos prima la higiene no solo de superficies, sino también del aire. Sin olvidar que también contribuyen a eliminar olores.

Además, el confort térmico no es igual para clientes, que a menudo se encuentran sentados y relativamente quietos, que para empleados. Por lo general, es importante saber dividir los espacios a nivel térmico.

El aire acondicionado permite la zonificación o separación de espacios, de forma que el aire frío (o calor, en modo invierno) llegue solo donde sea preciso. El mismo razonamiento se aplica a supermercados, donde suele venderse comida fresca y, además, existen zonas con cámaras refrigeradas para almacenar las mercancías.

Ventajas del aire acondicionado en lugares públicos

Edificios públicos como universidades, bibliotecas o autobuses son espacios que, además de albergar a mucha gente y necesitar limpiar el aire con una mayor frecuencia, suelen juntar a personas muy heterogéneas. Caldo de cultivo ideal para la transmisión de gripes o patógenos de corte similar.

Es por ello que deben poner el foco en instalar sistemas de aire acondicionado que prioricen la calidad del aire y su purificación y filtrado. En este tipo de espacios suele haber un equipo encargado del mantenimiento y renovación de filtros, precisamente para evitar la transmisión de este tipo de patógenos.

¿Cuál es la temperatura ideal en el hogar?

El confort térmico depende de cada persona y la actividad, pero, en líneas generales, se encuentra entre los 16ºC y los 27ºC, aunque aumenta mucho en el rango de los 18ºC y 24ºC. Si la persona está completamente parada, tiende a sentir más frío y estar más cómoda al subir la temperatura, mientras que, si está ajetreada, sentirá más calor y el confort mejorará con una reducción de la temperatura.

Esto es aplicable al hogar, que suele planificarse para una temperatura óptima de 21ºC. Aunque por temas de eficiencia energética y consumo, a menudo se desaconseja apuntar a los 21ºC como objetivo.

Qué dice el IDAE sobre temperaturas óptimas en restaurantes, bibliotecas u oficinas

aire acondicionado temperatura optima

El IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) estableció hace años una directriz sobre eficiencia energética. Es obligatoria en empresas y lugares públicos, y muy aconsejable para viviendas y espacios privados. Básicamente, marca hasta qué temperatura se debe poner el termostato cuando el objetivo es conseguir el confort térmico junto a un bajo impacto ambiental.

En verano, se recomienda que la temperatura objetivo no baje de 26ºC, tratando que la humedad quede comprendida entre el 45% y el 60%. Cuanto mayor sea la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior, más energía se consume para alcanzar la marcada. Bajar un grado puede suponer un incremento de costes de un 7%.

En invierno, se recomienda que la temperatura objetivo no suba de 21ºC, con humedades de entre 45% y 50%. De nuevo, a mayor diferencia entre la temperatura exterior e interior, mayor gasto. Aunque a menudo hay excepciones, como ocurre en atención hospitalaria.

En estos entornos, la higiene del aire y su calidad resulta crítica, y por ello el mantenimiento de los conductos de aire acondicionado y calefacción realiza revisiones periódicas en las que estos se limpian, se cambian los filtros o se miden partículas peligrosas.

¿Puedo climatizar y purificar el aire al mismo tiempo?

Lo que hasta hace no demasiado era únicamente una funcionalidad industrial es ahora una realidad doméstica. Ya hay modelos de aire acondicionado que climatizan y purifican el aire al mismo tiempo. En concreto, LG tiene dos líneas de equipos de climatización que incorporan sistemas de purificación del aire: Art Cool Mirror, con tecnología UV-C e Ionizador Plasmaster Plus, capaces de destruir el 99,9% de los alérgenos; y LG Air Purifying 2 en 1, que elimina el mismo porcentaje y, además, incluye un medidor de contaminación ambiental.

Algunos splits lo hacen mediante tecnología de luz ultravioleta (esterilización ultravioleta), que elimina gérmenes mediante esta fuente de radiación. Este tipo de tecnología elimina hasta el 99,9% de los microorganismos mediante un mecanismo llamado ‘inactivación’ que evita su reproducción.

Otros modelos usan filtros magnéticos e ionizadores, que, de nuevo, eliminan el 99,9% de los patógenos y partículas en suspensión. Estos sistemas de purificación ayudan a todo tipo de usuarios, pero resultan especialmente interesantes en viviendas con mascotas, o en aquellas en las que hay personas con enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, como el asma.

¿Se puede climatizar únicamente con un aparato de aire acondicionado?

Debido a la inercia que tienen los edificios a la hora de innovar, en España sigue siendo frecuente que la calefacción se realice quemando combustibles fósiles y que el aire acondicionado sea un complemento veraniego. Sin embargo, se puede calentar con un aparato de aire acondicionado, que de hecho tiene por nombre técnico ‘bomba de calor’.

La bomba de calor usa energía eléctrica para funcionar y no solo no libera gases de efecto invernadero, sino que además es capaz de atrapar partículas contaminantes en su filtro. Gracias a la electrificación del mix eléctrico, cada año que pasa el aire acondicionado es más y más ‘renovable’.

Y se puede incluso ahorrar con el aire acondicionado. Según la ubicación de la vivienda, tanto sobre el mapa como en orientación, prescindir de contrato de gas natural u otros servicios que alimentan una caldera de combustión puede suponer un ahorro de importancia.

Además de la eficiencia, el calor o frío rápido del aire acondicionado, presentan una ventaja frente a los sistemas de calefacción lentos, como los basados en chimeneas o calderas: con un split, el aire caliente o frío es casi inmediato, contando con una flexibilidad de uso mucho más elevada, con funcionalidades como poder direccionar el chorro e incluso deshumidificar. El confort está asegurado.

Imágenes | iStock/monkeybusinessimagesiStock/14951893iStock/cmspic