Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Con el otoño instalado completamente en nuestros hogares, nuestros hábitos diarios cambian. Menos luz, más agobios… El trabajo y el colegio de los más pequeños ocupan buena parte del horario. Se añaden tareas postergadas como el gimnasio y la buena alimentación para cuidar la línea, o la preparación de todos los tuppers de la semana el domingo. ¿Estás preparado para esta rutina?

Con estos hábitos también aparecen, desde hace tiempo, rutinas ecoeficientes que nos ayudan a preservar el medio ambiente y minimizar nuestro impacto. No dejar el agua correr, apagar las luces, caminar frente a usar el coche o invertir en electrodomésticos eficientes son algunos ejemplos de ello. Si estos propósitos se vuelven cuesta arriba, deja que la tecnología te eche un cable.

El cuidado de nuestra alimentación y salud

Cada vez es más frecuente que cuidemos nuestra salud en general y nuestra dieta en particular. Junto a la actividad diaria, los alimentos que consumimos tienen un enorme peso en la salud. Es por eso que se recomienda aumentar la ingesta de frutas y verduras.

Mucha fruta, como las manzanas, ya viene “envasada” en su piel

Una manzana, una pera o un puñado de frutos secos son el mejor snack que podemos dar a nuestros hijos, por encima de cualquier galleta y, desde luego, de bollos ultra procesados. Son sin duda más nutritivos: su propia piel es el envase y no necesitan de plásticos. De modo que si te preocupa el impacto ambiental, necesitas introducir fruta en casa. Sin embargo, la fruta y verdura tiene un inconveniente: hay que consumirla rápido o se “pasa”.

Esto puede ser un problema, especialmente, si vivimos solos. La alternativa, por supuesto, es contar con frigoríficos amplios en los que quepan verduras tan voluminosas como un ramillete de espinacas o de acelgas. Quien cocine sabrá lo que esto significa. Y también estará acostumbrado al olor que desprenden los alimentos y que sistemas como Pure N Fresh de LG ayudan a eliminar.

Si alargas la vida de tus alimentos, tirarás menos comida

Cada familia tira 300 euros de comida, al año

Se dice que con la comida que tiramos en Europa y EEUU podríamos alimentar a todo el planeta. En concreto, los españoles desaprovechamos unos 135 a 155 kg de comida al año, y a nivel familiar tiramos unos 300 euros de comida. Pero podemos cambiar nuestros hábitos de consumo, por ejemplo, cogiendo para merendar siempre la pieza de fruta más “vieja”.

También alargando la vida de nuestros alimentos con cajones como Fresh Balancer con Magic Crisper, que localizamos en frigoríficos de LG. En estos cajones las frutas y verduras se conservan un 20% más frescas pasados siete días, con respecto a frigoríficos convencionales. Saber colocar los alimentos en el frigorífico es clave para su mantenimiento. Si además contamos con sistemas de distribución de la temperatura como Multi Air Flow, ayudamos a que la temperatura del frigorífico se mantenga uniforme, garantizando siempre la máxima frescura. Además, gracias a su Sistema Total No Frost, los alimentos y bebidas se enfrían 1h y 57 minutos más rápido.

Lo mismo ocurre con otro tipo de comida, como la carne y el pescado, que necesitan estar refrigerados entre -2 y 3ºC. El cajón Fresh Converter permite adaptar el rango de temperatura al que necesitan los alimentos para conservarse en el tiempo y no perder propiedades, clave nuestra salud. Además, este cajón también es perfecto para guardar tus cervezas, que estarán perfectamente frías a -2ºC.

Con tecnologías como las de arriba, ahora podemos hacer una gran compra sabiendo que no tiraremos comida o, lo que es lo mismo, que ahorraremos dinero. Con el ahorro de tiempo que ofrece el Sistema Total No Frost nuestra comida se enfriará antes.

Cuidar el planeta con tecnología ayuda a ahorrar

Los hábitos ecológicos no están reñidos con el ahorro

Arriba hemos visto cómo cambiar nuestros hábitos de consumo puede hacernos tirar menos comida, y usar menos plásticos. Septiembre es el mes perfecto para probar nuevas rutinas y enseñarnos a nosotros mismos a ser ecoeficientes. También para invertir en electrodomésticos de bajo impacto.

Pese a la llamada “cuesta de septiembre”, y la que nos espera en enero, una inversión en tecnología a tiempo reduce nuestra dependencia energética de aquí a una década. Si con la excusa del ahorro doméstico nos convertimos en familias responsables con el medio ambiente, habremos logrado dos objetivos que corren parejos: reducir la factura energética y bajar el consumo eléctrico.

Las herramientas mencionadas, que aumentan la vida de tu comida, van asociadas a los frigoríficos ecoeficientes LG, que llegan a ahorrar hasta el 70% del consumo energético en la factura de la luz destinado al frigorífico. Este ahorro personal se traduce en muchas menos emisiones de CO2 a la hora de generar la energía.

El modo en que electrodomésticos como Door-in-Door Instaview™ disminuyen su consumo es mediante varias tecnologías. Desde su compresor Inverter Linear Compressor (la mayoría aún usan rotatorios) a una puerta Instaview™ capaz de mostrarnos sin necesidad de abrir la puerta el contenido del frigorífico. Además, la puerta Door-in-Door™ permite acceder a los caprichos (recuerda: fruta y batidos, mejor que bollos o refrescos) evitando la pérdida de aire frío en un 46,5%.

Todos los tuppers del domingo, ¡necesito espacio!

Un gran cambio entre las vacaciones y los meses laborales es el tiempo que tenemos durante el día para hacer tareas como cocinar. Si queremos ayudar a los niños a hacer los deberes, buscamos la hora de entrenamiento diario que se recomienda por salud, tenemos que llevar a los pequeños a las actividades extraescolares, hacer la compra, etc, tenemos muy poco tiempo libre.

Un frigorífico con mucha capacidad aporta flexibilidad a nuestra semana

Es por eso que las tardes de domingo se han convertido para muchos en el “momento cocinillas”. Encendemos los fuegos y el horno, y cocinamos para toda la semana buena parte de la comida que tenemos en el frigorífico. Una decena de tuppers para llevar al trabajo y cenar se amontonan en la encimera y, cuando se enfrían, tienen que caber en el frigorífico de nuevo.

Electrodomésticos como los frigoríficos American Combi de LG, una nueva variante de los frigoríficos americanos, disponen de un mejor aprovechamiento de su volumen interno. Al no tener pared separadora ganan un 70% más de amplitud interior, indispensable para ese momento de la semana en que la comida ocupa más por los envases, pero también al volver de la compra semanal.

La tecnología es una herramienta fantástica a la hora de cuidar nuestros alimentos, y también de nuestra salud, mientras minimizamos nuestro impacto ambiental. Sólo hay que ver cómo LG ha logrado reducir hasta un 70% el consumo de la factura de la luz destinado al frigorífico gracias a su eco tecnología.

Imágenes | iStock/evgenyatamanenkoiStock/bernardbodoiStock/pitpilai

Características:

  • El primer frigorífico que te permite ver su interior sin necesidad de abrir la puerta, tan sólo haz “Toc, Toc”.
  • Máxima Fiabilidad y Durabilidad Máxima.
  • Frescura: el único que regula y mantiene la frescura de frutas y verduras.
  • Frigorífico inteligente preparado para el futuro (IoT).

Comprar ahora