Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Durante todo 2020 hemos leído sobre teletrabajo y movilidad, sobre las dificultades a las que se enfrentan muchas familias o empresas al descentralizar su actividad. Y muchos de nosotros pensamos que para trabajar de manera eficiente hace falta un ordenador potente, una maquina con 128GB de RAM… mientras se nos olvida que el monitor forma parte esencial del mismo.

Según nuestro diccionario, la ergonomía engloba todo el estudio de las condiciones de adaptación sobre un lugar o el uso de un objeto, una disciplina científica relacionada también «con la comprensión de las interacciones entre los seres humanos y los elementos de un sistema».


  • Libera tu escritorio y mejora tu postura gracias al brazo ergonómico que permite retracción, extensión; ajuste en altura e inclinación, pivote y giro
  • Resolución 4K UHD 3440 x 2160
  • USB Tipo-C, compatible con todas las marcas y 60W de potencia de carga
  • Colores más vivos y mejor contraste con HDR10
  • Diseño virtualmente sin bordes para una experiencia de uso, más inmersiva y fluida en configuraciones multimonitor

Esta ha sido la máxima de LG para la creación de esta nueva gama de monitores LG Ultrafine Ergo, equipados con una peana regulable en altura y grado de inclinación para que sea la pantalla la cual se adapte a nosotros sin que tengamos que modificar nuestra postura.

¿Qué beneficios aporta un monitor especialmente adecuado para el teletrabajo?

Es bien sabido por la normativa ISO que los usuarios tendemos a forzar nuestra postura para adaptarnos. Una costumbre que termina en hombros cargados, en costosas visitas al fisioterapeuta o incluso en lesiones permanentes. Esto se acrecienta cuando teletrabajamos debido a las prolongadas horas en una misma postura.

Seguro que hemos leído en más de una ocasión las recomendaciones para el usuario: frente a un monitor de unas 27 pulgadas se recomienda una distancia de unos 30-35 cm. Es fundamental, por ejemplo, que el monitor se mantenga con un grado de inclinación de unos 5-10º.

La nueva línea de monitores LG Ultrafine Ergo, disponibles en 27 y 32 pulgadas, está equipada con paneles IPS de alto contraste, resolución 3840 x 2160p, ratio de visualización 16:9 (editable), tasa de refresco de 60Hz y un input lag por debajo de los 5 milisegundos, brillo de 350cd/m², contraste real de 1000:1 y una gama de color que cubre más del 95% del espacio DCI-P3. Lo esperable para su rango de acción. Con una adición única: también piensan en la máxima ergonomía

En estos monitores todo gira, literalmente, en torno a un brazo de control con opciones de regulación en cuanto a altura y porcentaje de inclinación, índice de giro y extensión total. Es decir, un monitor con el cual podemos ganar espacio de escritorio y adaptarlo a nuestra postura natural, respetando tanto nuestra altura como la de nuestro entorno de trabajo. Una fórmula que mejora el confort visual sin sacrificar la calidad de imagen.

Múltiples grados de ventaja

Como podemos ver en este vídeo, además de la compatibilidad con los estándares VESA —para montar sobre una pared—, su montaje es muy intuitivo, gracias a su robusta abrazadera que imita un tornillo de banco y su encastre basado en un simple click.

Gracias a este diseño, LG Ergo no es un monitor más, una alternativa frente a la enorme oferta ya disponible. Puede pivotar 90º y convertirse en un monitor vertical, algo que celebrarán no pocos ilustradores… o jugadores de videojuegos como Ikaruga. Si eres desarrollador de interfaces para Android o iOS, con este monitor tienes el perfecto marco de testing en pantallas móviles.

Por otro lado, Ergo puede pasar de 0 a 130 mm de altura, un rango enorme para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de usuario, indistintamente de su altura o de la de su propio escritorio de trabajo. Tanto si eres el más alto de tu oficina como si buscas un monitor para tus hijos estudiando según el modelo semipresencial, LG Ergo se adapta.

En cuanto al giro, LG Ultrafine Ergo permite casi plegarse sobre sí mismo y girar hasta los 280º. Si necesitas conectar un cable no debes ser tú quien te levantes y luches con la entrada USB o HDMI: con solo girar el monitor conectamos cómodamente cualquier dispositivo compatible.

Y son muchas las opciones compatibles: cuenta con dos entradas HDMI 2.0, un USB-C tanto para pantallas 4K, transmisión de datos como carga de dispositivos (hasta 60W), una entrada DisplayPort con FreeSync, dos entradas USB A y la clásica conexión para auriculares y salida de audio.

La propia pantalla también permite un giro de hasta 25º tanto hacia arriba como hacia abajo, sin el menor lavado de color —no olvidemos que estamos hablando de un monitor de resolución 4K y 350 nits de brillo compatible con True Color Pro, HDR10 y un tratamiento antirreflejos en la superficie—.

Para finalizar, el brazo telescópico permite una extensión y retracción de hasta 180 mm, una ventaja clave frente a mesas con poco fondo, con dobles escritorios compartidos o justo lo contrario, con mesas donde se requiere de espacio adicional para múltiples pantallas. No pecamos de ilusos si decimos que LG Ultrafine Ergo es un sueño hecho realidad.

No olvidemos que nuestro escritorio será un lugar donde pasaremos muchas horas. La comodidad, determinar los horarios y fijar descansos puntuales, serán fundamentales para mejorar la concentración, la productividad y nuestra propia calidad de vida.

Teletrabajar no tiene por qué ser incompatible con la ergonomía, ni tiene por qué suponer una reducción en la calidad de nuestro entorno laboral, siendo sinónimo de precariedad. Teletrabajar debe ser sinónimo de conciliación. Y para quienes requieren un monitor en tareas de distinta exigencia, desde el diseño a la programación, LG Ultrafine Ergo solventa esta necesidad, conciliando comodidad y rendimiento, llevando la ergonomía en su propio nombre.

Imágenes y vídeos de presentación | LG Global