Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Comprar un portátil es una tarea en la que hay que tener en cuenta diferentes variables si queremos que la adquisición sea óptima y nos permita disfrutar del equipo durante muchos años. Por eso, en el momento de comprarlo, más que pensar en las necesidades presentes, debemos intentar hacernos con un modelo que se adecúe también a las futuras.

Por ejemplo, podemos llevar muchos meses trabajando o estudiando desde casa, pero los hábitos y costumbres de vida actuales han añadido la variable de la movilidad a la ecuación de la elección de un ordenador. De ahí que el peso sea importante; quizás no ahora, que únicamente lo movemos del salón a la cocina o al despacho que nos hemos montado en el cuarto de estar, pero, ¿qué pasa si en un futuro nos lo llevamos a la oficina o de viaje?

Incluso en el caso de los portátiles que se eligen pensando en escenarios de movilidad, los usuarios buscan equipos con pantallas tan grandes como sea posible y sin sacrificar el rendimiento. Sí, rendimiento, porque lo que siempre vamos a pedir a un ordenador es que sea potente y nos permita trabajar de forma fluida con todo tipo de aplicaciones.

LG ha tenido en cuenta estas y otras variables en el diseño de su familia LG Gram de portátiles, que durante este año ha actualizado sus configuraciones con la tecnología de procesadores Intel Tiger Lake-U de 11th Gen y nuevos formatos de pantalla, como los de 16’’, adoptando la relación de aspecto 16:10, óptima para escenarios de productividad. Esas actualizaciones no impiden que LG mantenga intacta la filosofía de los LG Gram, que como podemos intuir es la de maximizar la ligereza, sin comprometer otros aspectos relevantes.

Rendimiento: ¿buscas un portátil potente?

Hoy en día, los portátiles tienen que enfrentarse a usos todoterreno, puesto que pasamos de escenarios de trabajo ofimático a edición de vídeo para redes sociales, gaming o consumo de contenidos multimedia, y muchas veces de forma simultánea en escenarios multitarea.

La elección de un portátil tiene que tener en cuenta el rendimiento y los fabricantes también tienen que ser rigurosos en este apartado. LG ha optado por usar los procesadores Intel core i5-1135G7 e Intel Core i7-1165G7 en sus equipos Gram 2021.

Son procesadores con tecnología de última generación y con un rendimiento mejor que los de la generación anterior, especialmente en la parte de los gráficos, que incluso permiten jugar de un modo ocasional con solvencia. Si a esto sumamos memoria RAM con hasta 16 GB de capacidad y unidades SSD NVMe con 512 GB o 1 TB de capacidad, tenemos un rendimiento a prueba de la obsolescencia que caracteriza a los productos tecnológicos.

No en vano, los portátiles LG están dentro la de la plataforma Intel EVO, que integra soluciones tecnológicas y de diseño que garantizan una experiencia portátil a la altura de las necesidades de los usuarios más exigentes. Decir EVO es sinónimo de una autonomía prolongada, procesadores de última generación Intel Tiger Lake, arranque ultrarrápido, diseños delgados y ligeros, o una conectividad sin fisuras.

Almacenamiento: hasta 4 TB de alta velocidad

Para que nuestro equipo no quede obsoleto, es muy importante para que cuente la posibilidad de ampliar su tanto su memoria como su capacidad de almacenamiento.

Un apartado donde LG muestra su músculo a la hora de diseñar equipos potentes, ligeros y delgados es en una característica que puede pasar inadvertida en primer lugar, pero es de suma importancia: los equipos LG Gram vienen con una segunda ranura M.2 para instalar, en caso de necesidad, otra unidad NVMe de hasta 2 TB.

En total, tenemos un potencial de almacenamiento de alta velocidad SSD de 4 TB combinando dos unidades de 2 TB. Es un detalle que confiere un valor añadido interesante a estos equipos, donde podremos, en caso de necesidad, añadir almacenamiento interno en vez de depender de unidades externas.

El portátil no es un dispositivo aislado, sino conectado

Los portátiles se han convertido en un “hub” de la productividad y en aliados perfectos de los smartphones. Lo que no podemos hacer con un smartphone por cuestiones de rendimiento o tamaño de la pantalla, podemos hacerlo con un portátil. Y lo que en un smartphone se ve “pequeño” o se escucha mal, en un portátil puede verse en pantalla grande y con altavoces más contundentes.

En los LG Gram, la conectividad es variada, con puertos tanto USB de tipo A 3.2 Gen 2 y USB de tipo C Thunderbolt 4 con carga de hasta 15W, que permiten conectar dos monitores 4K o uno 8K. También tenemos HDMI y jack de audio de 3,5 mm. Las conexiones inalámbricas son Wi-Fi 6 hasta 2,4 Gbps y Bluetooth 5.1. La ranura microSD completa este apartado.

La webcam es HD en todos los modelos, con micrófonos MEMS y altavoces estéreo de 2W con audio DTS: X Ultra para adecuarse a tendencias como la telepresencia o el teletrabajo.

Este arsenal de posibilidades permite que usemos dispositivos con conectividad tanto de última generación como dispositivos más «legacy» con tecnologías menos actuales. No nos tendremos que preocupar por el uso de dongles.

Diseño industrial para que confiemos en el equipo

Un portátil que vamos a llevar encima con asiduidad tiene que ser resistente. Si no lo es, o no da la impresión de serlo, tendremos miedo permanentemente a estropearlo por accidente o descuido. El resultado será que lo veremos más como un incordio o una preocupación que como una solución, y acabaremos por dejarlo en casa o por llevarlo con un cuidado extremo de un lugar a otro.

LG ofrece la certificación MIL-STD-810G en sus LG Gram. Esta confiere un plus de confiabilidad en la robustez de los portátiles. Los LG Gram, a pesar de su ligereza, emplean materiales muy técnicos en su fabricación, donde la ligereza, la rigidez y la robustez son parte de sus cualidades mecánicas e industriales.

Los acabados son excelentes, con detalles como la bisagra invisible o la presencia de un teclado con un recorrido de teclas de 1,65 mm, con un tamaño óptimo para teclear, y un touchpad generosamente dimensionado. En movilidad no siempre podremos usar un ratón externo, por lo que dependemos del touchpad para su uso.

¿Cuánto dura la batería de un portátil LG Gram?

Sin una batería que dure, la compra de un portátil no será “redonda”. Si queremos llevar el portátil siempre encima, estamos expuestos a tener que usarlo en cualquier momento y sin garantías de que podamos enchufarlo. La familia Gram ha maximizado la capacidad de las baterías con 72 Whr para los modelos de 14’’ y 80 Whr para los modelos de 17’’ y 16’’. Es una capacidad excepcional que, además, se carga rápidamente a través de USB-C.

Esta capacidad se traduce en autonomías de más de 18 horas en los equipos de 14’’, más de 16 horas en los de 16’’ y 15 horas en los de 17’’. El tamaño de la pantalla afecta negativamente a la autonomía, como es de esperar.

Si usamos aplicaciones exigentes para la CPU y la GPU, la autonomía será menor, pero tenemos varias horas de margen antes de que nos quedemos “tirados”. La carga rápida permite tener algo más del 30% de carga en 30 minutos y los puertos USB-C son compatibles con carga de hasta 100W.

¿Necesitas un portátil ultraligero? Esto es lo que pesan los LG Gram

Si hay una variable que define a los portátiles, esa es la del peso. Y cuanto menor sea, mejor, por supuesto. Eso sí, la reducción de peso no puede condicionar de forma significativa a otras como el rendimiento, la autonomía o el tamaño de la pantalla. El tamaño de la pantalla, de hecho, condiciona las dimensiones de los laptops en tanto en cuanto, hasta que lleguen las pantallas plegables o enrollables, siguen siendo un componente implacable: si la pantalla tiene unas pulgadas determinadas, el ancho y el fondo estarán dimensionados de acuerdo con esas pulgadas.

LG en sus portátiles Gram, ha hecho un ejercicio de ligereza excepcional. El LG Gram 14Z90P pesa 999 gramos en un diseño tradicional con teclado y touchpad. Y ese peso es de menos de 1 Kg incluso con una batería enorme de 72 Whr. Es fácil reducir peso reduciendo la capacidad de la batería, por ejemplo, pero LG lo hace manteniendo una capacidad extraordinaria.

En los equipos de mayor tamaño de la pantalla, los pesos aumentan proporcionalmente, con 1.190 gramos para los LG Gram de 16’’ y de 1.350 gramos para los LG Gram de 17’’. En estos casos tenemos baterías de 80 Whr nada menos. El peso del LG Gram de 17’’ es equiparable al de portátiles de 13’’.

Los LG Gram convertibles de 14’’ y 16’’ pesan algo más, aunque es comprensible teniendo en cuenta que llevan bisagras de más entidad para la pantalla abatible sobre el teclado.

La gran pantalla grande de los LG Gram

La experiencia de uso de los portátiles gira, sin duda, alrededor de su pantalla. La gama Gram de LG no baja de las 14’’, manteniendo un peso a partir de 999 gramos. Las pantallas de estos equipos  adoptan una relación de aspecto 16:10, mucho mejor para aplicaciones profesionales que la relación 16:9. Tenemos resoluciones más altas para los modelos de 16’’ y 17’’, para mantener una densidad de píxeles óptima, aunque se comparte la compatibilidad con el 99% del espacio de color DCI-P3 y unos notables 300 nits de brillo.

LG añade, además, las pantallas de 16’’ como opción intermedia entre las 14’’ y las 17’’. De esta forma, es posible adaptar el tamaño del equipo a la medida de nuestras necesidades. Son pantallas todoterreno, aptas tanto para trabajar con aplicaciones como para consumir contenidos multimedia o para sesiones de gaming ocasionales.

Con 17’’ de pantalla y 2.560 x 1.600 píxeles de resolución, la comodidad visual es máxima, y todo ello con un peso equivalente al de equipos convencionales de 13’’. En los convertibles son de 14’’ o 16’’, al ser la de 17’’ menos ergonómica de cara a un uso como tableta.

Un portátil libre de intrusiones y hackeos

Usar un portátil en escenarios de movilidad implica aumentar el riesgo de robo, hackeo o usurpación de identidad. Los LG Gram integran lector de huella en el botón de encendido, por lo que en el mismo momento en el que encendemos el equipo estaremos autenticándonos mediante biometría difícilmente hackeable.

El disco SSD, además, se encripta convenientemente para que, incluso en el supuesto de que nos robasen el equipo, nadie pudiera acceder a nuestros datos sin antes tener que desencriptarlos.

¿Qué portátil comprar de la gama LG Gram?

La decisión dependerá, esencialmente, de qué tamaño de pantalla necesitemos y si usaremos o no el portátil como tableta o nos ceñiremos a un uso convencional. Aspectos como el rendimiento solo tienen dos posibles opciones: los procesadores Intel Core i5 o Core i7 Tiger Lake-U, lo cual facilita la elección.

Los modelos convertibles añaden algunos gramos más de peso, aunque también aumentan su funcionalidad gracias a la tactilidad de su pantalla de 14’’ o 16’’ y a la compatibilidad con el LG Stylus Pen. Si este tipo de funcionalidad es importante, esos dos modelos serán la elección óptima.

Para un uso tradicional, el tamaño de la pantalla es el criterio principal. 16’’ es una apuesta equilibrada. La resolución de la pantalla es de 2.560 x 1.600 píxeles, mientras que en el modelo de 14’’ se queda en 1.920 x 1.200 píxeles. Si este punto es importante, la opción de 16’’ se plantea como la solución de compromiso óptima incluso en la duración de la batería.

El menor peso, si esa es la prioridad absoluta, está en los 999 gramos del equipo de 14’’, pero los de 16’’, con menos de 1.200 gramos son, de nuevo, equilibrados. Con estos puntos presentes, decidir por un modelo o por otro es una tarea más sencilla. La mayor autonomía también está en el modelo de 14’’.

En otros apartados como la capacidad de la unidad de almacenamiento o la memoria RAM, la elección dependerá de la actividad profesional a la que nos dediquemos o a nuestras necesidades concretas. Por ejemplo, si la fotografía y el vídeo son lo nuestro, sería interesante optar por modelos con más capacidad de disco y más memoria RAM, en el caso de que queramos editar algunos vídeos.

Imágenes: LG