Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Si viajáramos hacia atrás en el tiempo, no mucho más de una década, podríamos comprobar que producir un contenido musical era algo que tenía que hacerse exclusivamente en un estudio. La evolución de la tecnología en casa y en el móvil ha traído una auténtica revolución a la industria, tanto a la hora de crear como de distribuir los contenidos.

Al margen del estudio que cada uno se puede llegar a montar en casa, actualmente no se entiende que un compositor, un intérprete, un estudiante de música, o un productor, no tengan un smartphone como herramienta de su actividad.

¿Producir contenidos profesionales con un móvil? Existen ejemplos de primer nivel en la industria

Lo curioso de la situación es ver cómo la tecnología móvil le está robando el trabajo a ordenadores y portátiles, principalmente por la posibilidad de hacer las cosas en cualquier sitio, pero también por la explosión de aplicaciones útiles para la creación de música.

Existen multitud de ejemplos de artistas que han comenzado en su cuarto, creando discos con las herramientas digitales que muchos tenemos a la mano, pero el caso más llamativo entre ellos puede ser el de Steve Lacy, productor de temas para Kendrick Lamar, con una forma particular de trabajar: un teléfono móvil.

 

Obviamente no todo el mundo va a llegar al caso de éxito de Lacy, pero lo que sí nos tiene que quedar claro es que no hay límites y los escalones iniciales se han hecho más pequeños para aquellos que quieren vivir de la música, o al menos manifestar su arte.

En las aplicaciones está la magia

La clave de toda esta revolución la encontramos en las tiendas de aplicaciones, más que en las posibilidades técnicas de los dispositivos móviles. Las herramientas para crear y mejorar el sonido presentan categorías rebosantes de ofertas, vamos a conocer las cuatro principales:

  • Grabadores de sonido. Son las aplicaciones ideales para ese momento de inspiración, solo se necesita el micrófono del teléfono y la idea quedará registrada para mejorarla posteriormente. Los teléfonos Android suelen contar con una aplicación base, pero es fácil encontrar alternativas como ‘Grabadora de Voz Fácil’ o WaveEditor.
  • Estaciones de trabajo para el sonido digital, también llamadas DAW. En un nivel intermedio y avanzado tenemos herramientas como Fruity Loops, bien conocida entre productores de hip-hop o DJs que quieren trabajar con sintetizadores, filtros y samples de calidad. En iOS os sonarán aplicaciones como GarageBand.

 

En un DAW puedes construir la canción: comenzar con percusión, meter un bajo, luego unas guitarras para terminar con voz principal y acompañantes. Todo táctil
  • Mejorar con tus instrumentos. Existen multitud de aplicaciones que te ayudan a mejorar tu rendimiento con el piano o la guitarra, también te ayudan a componer. Algunas como Yousician proponen el asunto como un juego, otras como Casio Chordana Composer se centran en la composición. Tenemos hasta simuladores de bandas reales, para no tocar solo: iReal Pro.
  • Creando beats. Aplicaciones que generan una gran variedad de sonidos electrónicos, pasando por instrumentos acústicos y bases, que se pueden manipular para crear música que no se parezca a la de otros, sin tener que tocar ni un instrumento real. Aquí podemos ver cosas como Korg Kaossilator.

 

 

Rodea a tu teléfono de los mejores accesorios

Muchas de estas aplicaciones están disponibles o relacionadas con tablets y ordenadores, así que es interesante plantear que el teléfono no es la única herramienta, más bien lo lógico sería integrarlo en un flujo de trabajo que te permita ser más profesional. Para ello necesitarás una buena ración de accesorios:

  • Micrófono. Sea como sea la calidad del micro de tu teléfono, si puedes tener un micrófono dedicado, mucho mejor por calidad, flexibilidad y comodidad. Lo habitual es utilizar el conector jack, por lo que valoramos especialmente aquellos teléfonos que lo mantienen. Un buen ejemplo sería un Blue Raspberry Mic.
  • Auriculares. No hay mejor forma de mantener la portabilidad en este estudio particular que utilizar unos buenos auriculares para escuchar lo que hemos grabado. Mejor aquellos con un diseño cerrado, que aíslen de cualquier tipo de sonido externo.
  • Instrumentos. Los instrumentos digitales que te proponen las aplicaciones están muy bien, pero mucha gente prefiere poder conectar elementos tradicionales al teléfono. Tendrás que tirar de interfaces DAI para conectarlos, con adaptadores como iRig: si el instrumento es digital se conecta directamente, si es acústico, tendrá que haber un micro de por medio.
  • Soportes. Sí, te van a faltar manos para tanto gadget, por lo que un stand o trípode donde descanse el teléfono y micrófono será una buena idea.

Obviamente todo esto que estamos montando tiene poco sentido si no cuidamos las distracciones acústicas, debe haber silencio absoluto en nuestra estancia. Apagamos cualquier fuente y reducimos como podamos las que nos llegan del exterior. Nuestro propio teléfono móvil nos puede jugar una mala pasada si está con las notificaciones activas.

LG G7 ThinQ como centro de operaciones

Si buscamos unas mínimas garantías de que lo que hacemos va a salir bien debemos entender que hace falta un teléfono de última generación. Necesitamos que haya un conector jack, que cuente con la última tecnología de sonido, y como no, que vaya sobrado de potencia.

Y nos cuesta imaginar una propuesta más interesante que el LG G7 ThinQ, ideal tanto para la grabación como para la reproducción de los contenidos. Especialmente interesante en sus tecnologías BoomBox, Hi-Fi Quad DAC y DTS:X, vamos a conocerlas mejor:

Boombox

El tamaño en un altavoz es algo muy importante, en estos aparatos decir más grande es sinónimo de más potencia y calidad acústica, obviamente eso es algo muy complicado de conseguir en las reducidas dimensiones de un teléfono.

Los ingenieros de LG han ideado un sistema denominado Boombox con el que consiguen subir el nivel de potencia en un 40% con respecto al LG G6.

¿En qué consiste el invento? Primero se introduce un driver – transductor – de mayor tamaño, segundo, se lo empareja con un amplificador más potente. Tercero, el sistema cuenta con su propia circuitería para prevenir la distorsión del sonido.

 

La cuarta y más interesante mejora la encontramos en la utilización del volumen interno del teléfono, consiguiendo un espacio diez veces más grande que el que podemos tener en un smartphone convencional: comparado con el delgado G6, hablamos de 25 veces más grande. Gracias a este cambio lo que se obtiene es el doble de volumen y la reproducción de frecuencias más bajas.

Adicionalmente el altavoz es todavía más potente cuando lo colocamos sobre una superficie plana: el diseño aprovecha las vibraciones del sonido sobre el plano y transfiere la energía con mayor eficacia al aire.

Pensemos en una guitarra acústica, en el espacio vacío que tiene en su interior sirve para amplificar el sonido de las cuerdas. Este proceso, llamado resonancia, es parecido al que se utiliza en el nuevo LG.

DTS:X 3D Surround Sound

Desarrollado en exclusiva para LG, DTS:X es un códec para conseguir sonido envolvente a través de los auriculares, concretamente nos propone un sistema 7.1 en el bolsillo. La mejora también repercute en el altavoz del teléfono.

El estándar también cuenta con técnicas de procesado digital que mejoran la escucha, al margen del citado sonido envolvente:refuerzo de graves, ecualización, mejora en la reproducción de voces.

Hi-Fi Quad DAC

El ser humano no es capaz de escuchar una señal digital, que es como está almacenado el sonido en nuestros teléfonos, por lo que hay que transformar en pulsos electromagnéticos o vibraciones. Un DAC se encarga de esto, sacando el sonido por el conector jack.

Casi todos los teléfonos Android del mercado utilizan el que proporciona el fabricante del chipset, que suele ser Qualcomm, pero hay empresas como LG que se decidieron a incluir en su gama alta unos DAC muy especiales: no se contentan con uno sino que usan cuatro DACs en un chip, desarrollado por la empresa ESS.

Lo que consigue este chip de 32 bits es que el sonido sea un 50% más nítido, gestionando los dos canales por separado (izquierdo y derecho), al tiempo que puede introducir filtros a nivel de procesador.

Como habéis podido comprobar no faltan casos de éxito, aplicaciones que ponen la magia, y accesorios para mejorar la calidad y comodidad en nuestras grabaciones. En el centro de operaciones un teléfono móvil de última generación como el LG G7 ThingQ.

Imagen | Adi Goldstein

Características

LG Serie G, smartphones de gama alta que combinan velocidad, una resolución de imagen espectacular gracias a sus pantallas y un gran rendimiento
  • Pantalla infinita Fullvision de 6,1" M+ LED
  • Cámara Advanced Intelligent PRO con AI Cam
  • Sonido envolvente 3D con Boombox
  • Inteligencia Artificial Real con ThinQ
  • AI Voice y Reconocimiento de voz a distancia
  • Máxima resistencia y durabilidad

Comprar ahora