Contenidos contratados por la marca que se menciona
Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La tecnología OLED creada y desarrollada por LG lleva años implantándose con éxito y definiéndose como el heredero natural de la conocida tecnología LED, superando a esta última en calidad de imagen. Se acercan fechas de compras, y muchos se preguntan cuál es el televisor que más se adapta a sus necesidades. ¿Qué televisor me compro? ¿Cuál se adapta a mí?

Analicemos algunos términos que nos ayuden a elegir, empezando por qué es una pantalla OLED, qué es el negro puro, por qué es importante el ángulo de visión y los espacios de color, o qué es un chip IA y cómo puede la conexión cambiar para siempre nuestra vivienda. Con este pequeño glosario esperamos resolver algunas dudas.

Más información:

Los televisores OLED de LG son la última tecnología en visionado, más natural, brillante y realista. Su innovador diseño garantiza una inmersión total.

¿Qué es la tecnología LG OLED?

La tecnología LG OLED (en inglés, Diodo Orgánico Emisor de Luz) hace uso de pequeñas moléculas y polímeros que emiten luz al recibir estimulación eléctrica. Han replanteado la forma en que se fabrican pantallas al prescindir de un gran número de capas internas, una simplicidad que aporta calidad.

La ventaja principal del OLED frente al LED es que la primera carece de retroiluminación. La pantalla OLED puede iluminar independientemente cada uno de sus píxeles.

Son el futuro de los televisores al no necesitar capa de retroiluminación. En su lugar usan una capa electroluminiscente formada por componentes orgánicos. En el esquema podemos ver una simplificación de cómo eran las pantallas LED y cómo son las OLED.

¿Por qué OLED amplía los ángulos de visión?

El ángulo de visión hace referencia a cuánto puede uno alejarse del frontal del televisor y seguir disfrutando de colores y brillo sin que se alteren. Esto es relevante no solo cuando viene gente a casa, como por ejemplo cuando los amigos vienen a ver un partido o una película.

También es particularmente interesante en televisores de gran tamaño. Algunos modelos alcanzan unas dimensiones que hacen imposible ver todo el televisor de frente. De ahí que el ángulo de visión tenga que ver también con el espectador situado justo delante.

Asimismo, si tenemos el televisor de acompañamiento y estamos realizando otras actividades por la casa, buscamos que se vea con buena calidad incluso si nos movemos por el salón.

En este sentido las pantallas OLED permiten ángulos de visión notablemente altos, ya que trasladan la emisión de luz de un panel de retroiluminación al frontal de la pantalla. Esto significa que podremos ver el contenido en buenas condiciones prácticamente desde cualquier ángulo, sin pérdida apreciable de colores o brillo.

2K, 4K, 8K. ¿Qué significan estas letras?

Hay multitud de formatos de calidad de imagen, casi todos estandarizados. Los números 2K, 4K y 8K hacen referencia a cuántos píxeles caben en la pantalla. A pantallas de igual tamaño, cuantos más píxeles más pequeños serán estos. Los nuevos televisores OLED de LG fueron los primeros en cumplir con el estándar 8K de la CTA (Consumer Technology Association), gracias en parte a sus 7680x4320 píxeles en pantalla.

A mayor número de píxeles, mayor resolución. Eso significa que el 8K tiene cuatro veces más píxeles que el 4K, y este otras cuatro veces más que el 2K. En otras palabras, el 8K tiene una densidad de píxeles 16 veces mayor que el 2K, cuya resolución es de 1920x1080p (hasta hace no demasiado, alta calidad). LG ha sido la primera compañía en lanzar 8K real en sus televisores, cumpliendo con creces todos los requisitos establecidos por la CTA.

¿Tengo que reproducir HDR? ¿Qué es?

El HDR (High Dynamic Range) es una medida del rango de luminancias que un televisor es capaz de mostrar. Para que nos entendamos: un alto HDR nos indicará una mejor calidad de imagen al poder mostrar iluminadas tanto las zonas oscuras como las zonas claras de la película. A veces en el mismo instante.

Las pantallas OLED de LG son capaces de reproducir el 100% de los formatos HDR con una elevada fidelidad al color. Esto nos permite, por ejemplo, disfrutar de las escenas en las películas tal y como fueron concebidas por sus directores.

Pongamos por caso las películas del oeste o las óperas espaciales, así como el cine negro. En estas películas y series, es muy frecuente enfrentar la oscuridad ambiente (espacio, cielo, techos) con cuadros iluminados, y eso necesita un elevado rango de luminancias que nos permita apreciar bien toda la escena. Es un factor a menudo infravalorado cuando uno va a comprar un nuevo televisor, pero sin ello veremos las escenas exteriores oscuras y las interiores demasiado iluminadas.

¿Son importantes los espacios de color?

Los colores que un televisor es capaz de reproducir reciben el nombre de “espacio de color”. Estos espacios tienen nombres peculiares, como el espacio DCI-P3 que usa las pantallas NanoCell y OLED de LG son capaces de reproducir; o el REC.2020 que podemos encontrar en muchas OLED.

Arriba a la izquierda vemos el espacio CIE 1931, que representa todos los colores que puede ver el ojo humano. Es el espectro visible. Los televisores OLED cuentan con un 10-bits de color, lo que implica que su gama de color es 64 veces superior a otros televisores. O, dicho de otro modo, podrá representar 64 colores donde otros solo pueden mostrar uno. Abajo un ejemplo.

La importancia del negro puro

El único negro que hace que el resto de los colores brille es el negro puro. Este ha sido un color tradicionalmente complicado de emitir, pero los televisores LG OLED usan una técnica interesante para conseguir un negro puro: encienden solo los píxeles que deben estar iluminados, logrando un acabado perfecto. Desde luego es una mejor solución que la de mantener el brillo sobre el píxel.

Como mostrábamos en las gráficas anteriores, los píxeles de la pantalla se comportan como en la naturaleza: si el objeto no emite luz, el ojo lo percibe como negro. Esto es posible porque cada píxel es independiente y puede apagarse y encenderse de forma independiente.

Inteligencia artificial, el futuro de los televisores

Los televisores OLED de LG han ido incorporando mejoras de inteligencia artificial que han cambiado la importancia del televisor en el hogar. Lejos quedó aquella “caja tonta” sin contenido bajo demanda. Ahora el televisor se ha convertido en el cerebro de la casa inteligente capaz no solo de ayudarnos a encontrar contenido sino también a operar la climatización del hogar o su iluminación. Ahora los hogares están conectados.

Desde estos televisores ya podemos acceder a servicios como los del asistente de Google o Alexa, los servicios de voz más usados. Podremos realizar consultas al televisor, solicitar contenido e información, programar eventos u optimizar la imagen (por ejemplo el Modo cine); todo gracias al sistema ThinQ de LG, que nos ofrece todas estas facilidades.

Incluir inteligencia artificial en el televisor va más allá de la vivienda. La propia imagen emitida será de mejor calidad gracias a la corrección mediante deep learning. Algunos ejemplos de ello lo vemos en el escalado de pantalla, en la corrección de brillo o en la ganancia de color.

Imaginemos estar en el salón y que la luz del sol quede justo frente al televisor. Gracias al procesador Alpha9 nuestra OLED será capaz de reconocer esa luz extra y ajustar solo la parte afectada para mantener una imagen perfecta.

Todo ello sin que tengamos que andar tocando la configuración, ya que se ejecutará en paralelo en el procesador Alpha9 de nuestro televisor LG sin necesidad de que intervengamos directamente.

Alpha9 es capaz de analizar la señal entrante (streaming, antena, USB, HDMI…) y procesarla para dar con el espacio de color, luminancia y contraste óptimos.

Imágenes | LG