Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los fabricantes de televisores mejoran cada año la calidad de representación de las imágenes, también sus prestaciones y servicios, pero lo interesante de esta carrera sin frenos es ver evolucionar y convivir a diferentes tecnologías. No hay tiempo para respirar en esta particular competición.

Sí, hablamos de la recurrente disputa entre los televisores OLED y LCD. Los primeros han nacido para ser el futuro de la tecnología que de vida a nuestras teles, mientras los segundos no paran de avanzar para mantenerse al nivel – incluso mejorarlo en algunos aspectos -, algo a destacar teniendo en cuenta que es una tecnología que lleva muchos más años en el mercado. Fabricantes como LG operan en ambos escenarios.

Color de más calidad y mejores ángulos de visión, esos son los dos aspectos que mejora la tecnología Nano Cell

No nos vamos a extender demasiado en esta contienda, lo que queremos es ayudaros a entender cómo LG consigue que sus televisores LED hayan llegado a niveles impensables de calidad hasta hace unos años. Hay muchos ingredientes importantes en la receta, pero podemos asegurar que la clave en esta última generación está en la tecnología Nano Cell.

Dominar el espacio de color

Antes de entrar a conocer la tecnología en sí, nos gustaría hablar sobre color. Es fácil dejarse llevar por especificaciones más nombradas, o de moda en la temporada, pero la calidad de reproducción del color es un aspecto que deberíamos tener más en cuenta.

El ojo humano interpreta los colores puros como más brillantes: cuanto mejor veamos el rojo/azul/verde, más atractiva y realista nos resultará la escena. Representarlos y mezclarlos con calidad en un televisor es tan importante como tener más resolución o velocidad de dibujo.

Por esto los fabricantes buscan mecanismos y nuevas tecnologías que mejoren lo que se considera como WCG, en inglés, las siglas de Wide Color Gamut. Podríamos decir que cumplir con WCG es una forma de asegurarnos que nuestro televisor utiliza la paleta de colores más amplia en la industria, creada a través de los tres colores primarios.

Descubriendo Nano Cell

Puede ser complicado entender qué es Nano Cell, también encontrar información que nos lo explique, por eso vamos a empezar por dejaros claros sus objetivos: representar un espacio de color superior al de televisores convencionales, al tiempo que podemos hacerlo sin perder calidad en los diferentes ángulos de visión.

Basándose en sus paneles IPS de mayor calidad, LG introduce una capa con un material absorbente capaz de bloquear solo las longitudes de onda de la luz entre los filtros de color rojo y verde, algo que no consiguen los sistemas convencionales, como podéis ver en la siguiente gráfica:

¿Qué se consigue al eliminar esa estrecha parte del espectro? Se evita que se produzca desaturación, un efecto en podríamos describir como que los píxeles verdes se coman a los rojos o viceversa. Lo que se necesita es que los colores primarios se muestren con la mayor calidad posible.

Los investigadores aseguran que bloquear esa zona es la forma de conseguir una paleta de colores más amplia. También es importante conocer que para dibujar los píxeles RGB se utiliza una iluminación trasera que no es perfectamente blanca, más bien tiende a azul, y eso también crea impurezas que se pueden regular con Nano Cell.

La utilización de la denominación “Nano” es por el grosor de los elementos del material absorbente empleado, de 1 nanómetro. Las partículas empleadas por la competencia están en grosores en torno a 3 y 6 nanómetros; esta diferencia de tamaño es la que consigue que los colores en LG sigan luciendo en ángulos muy abiertos.

Las citadas partículas se disponen de forma homogénea a lo largo de una capa que ocupa el panel completo, podéis ver un ejemplo en la siguiente imagen:

La tecnología Nano Cell absorbe interferencias de luz y mejora la pureza de los colores primarios, aumentando el espectro que se puede dibujar en las teles

Color en los ángulos de visión

Es muy difícil que en situaciones reales estemos todos los miembros de la casa viendo el televisor de forma central, por esto es tan importante que la calidad de color se mantenga en el máximo ángulo de visión posible. LG asegura que hasta 179 grados es posible con su tecnología.

Esta calidad se consigue gracias a la capa absorbente que propone Nano Cell, pero principalmente por haber creado un conjunto basado en tecnología IPS, que sigue siendo el tipo de panel líder a la hora de ser visualizado desde diferentes ángulos.

Es interesante añadir que la utilización de un sistema como Nano Cell no viene acompañado de problemas colaterales en aspectos como el diseño o la luminosidad: los televisores siguen siendo igual de delgados o más, una seña de identidad en LG. Podemos encontrar cinco modelos que van desde las 49 hasta las 75 pulgadas.

Nano Cell recorta en un 30% el reflejo de la luz en el televisor, por lo que ofrece mejor visibilidad en habitaciones con mucha iluminación

Full Array Dimming junto a Nano Cell

Con respecto a la capacidad de brillo, el filtro añadido por Nano Cell no afecta, seguimos teniendo los mejores niveles de brillo y contraste, gracias en parte a la utilización del sistema Full Array Dimming, mucho más localizado y presente en modelos LG SUPER UHD Nano Cell de hasta 65 pulgadas.

Tenemos que conocer que los paneles LCD necesitan de una iluminación trasera para dar vida a sus píxeles, cuanto más puntos de luz cubran el panel, mejor será la calidad en detalles y contraste.

El sistema más avanzado de iluminación por número de puntos y capacidad para gestionarlos es el citado Full Array Dimming de LG. Aquí podemos comprobar cómo actúa:

 

Más información | Korea Joongang Daily | Palomaki | LG

Pulgadas:

  • 49
  • 55
  • 65
  • 75
  • 86

Comprar ahora