Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Desde que hizo su primera aparición hace más de 70 años, la televisión ha ido evolucionando de la mano del deporte. Y el deporte ha cambiado para siempre a través de la pequeña pantalla. El evento del año acaba de terminar en Rusia, pero el fútbol, el tenis, el ciclismo o el baloncesto no descansan.

Del seguimiento detallado de cada jugador al Ultra HD y la tecnología OLED, pasando, claro, por el VAR, así es cómo la tecnología ha cambiado las retransmisiones deportivas para siempre.

Un balón de ocho millones de píxeles

La resolución 4K es, probablemente, la tecnología televisiva que más titulares se ha llevado en el último año. La competición española de fútbol ya emitió varios partidos en Ultra HD durante la temporada pasada y las retransmisiones 4K aumentarán a partir de agosto. El torneo internacional de selecciones que acaba de terminar fue el primero en estar completamente disponible en el nuevo estándar de televisión.

La tecnología Ultra HD multiplica por cuatro los píxeles en pantalla respecto a la resolución Full HD. Sus 3.840 x 2.160 píxeles permiten un nivel de detalle sin precedente. El 4K ha sentado las bases de una nueva forma de disfrutar de la televisión. Unas bases que ya están siendo mejoradas a través de tecnologías como OLED o Nano Cell de LG, o el color de alto rango dinámico (HDR).

El negro puro nos atrapa

La tecnología OLED de LG es la primera que consigue eliminar el panel de retroiluminación de las pantallas de televisión. En los paneles OLED, cada píxel (de los más de ocho millones de la resolución 4K) es independiente. Cuando se trata de mostrar una imagen negra, los píxeles se apagan, mostrando así el negro puro y no un color gris oscuro como en muchos otros televisores.

Así, los paneles OLED han supuesto una importante mejora a la calidad, ya de por sí alta, de los televisores Ultra HD. Los niveles de negro profundo mejoran exponencialmente la calidad de imagen y le dan mayor profundidad al vídeo. Además, el resto de colores lucen más brillantes en contraste. Como resultado, la definición se acentúa y la acción nos atrapa. No hay lugar para la imagen borrosa, por mucho que corra Mbappe o muy potente que sea el tiro de Modric.

La pureza de las nanopartículas

En la carrera por alcanzar la imagen perfecta, la tecnología no ha dejado de mejorar el estándar 4K desde su nacimiento. Dentro de la gama LCD/LED, LG ha desarrollado también la tecnología Super UHD, que suma HDR y tecnología Nano Cell y mejora el ángulo de visión. Para empezar, las nanopartículas que forman parte de los paneles Super UHD absorben las impurezas de la imagen, mejorando así el brillo y expandiendo el rango de color.

Además, la tecnología High Dynamic Range reproduce más niveles de intensidad de color entre las zonas oscuras y claras de la imagen. Los televisores Super UHD soportan tanto el Dolby Vision y el Advanced HDR desarollado por Technicolor, como las soluciones propias de LG, HDR 10 Pro y HLG Pro. Por último, estos paneles aseguran la misma experiencia de visualización desde ángulos de hasta 60º.

Los árbitros, por televisión

No todo lo que tiene que ver con tecnología se centra en la pantalla. Una de las grandes innovaciones que se ha introducido en el último año es el VAR o Video Assistant Referee. Ha sido, con permiso de Francia y Croacia, el gran protagonista del campeonato de selecciones celebrado en Rusia. Este sistema, que ya se probó en Italia o Portugal durante la temporada pasada, introduce en el fútbol la posibilidad del videoarbitraje.

El sistema VAR cuenta con 33 cámaras. Ocho de ellas son de grabación superlenta, cuatro ultralenta y dos marcan la línea de fuera de juego. En una sala fuera del estadio, un equipo de cuatro árbitros sigue el partido por televisión. Ante algunas situaciones polémicas o complicadas, pueden intervenir para asistir al colegiado principal del partido.

Además, la FIFA ha implantado la tecnología de detención automática de goles. Conocida como Goal Line, esta tecnología permite determinar si el balón ha rebasado o no la línea de meta en su totalidad. Para ello, se puede utilizar un sistema de cámaras situado alrededor de la portería o un sistema de cableado y un dispositivo de tracking en el balón.

Y todos los datos en tiempo real

La miniaturización de la tecnología y la mejora en los sistemas de comunicación ha permitido que no solo el balón cuente con un sistema de seguimiento y localización. En deportes como el baloncesto y el fútbol es habitual contar con dispositivos de seguimiento electrónico del rendimiento.

Una tecnología que opera mediante cámaras equipadas con sensores ópticos, dispositivos de posicionamiento local o sensores GPS. A nivel deportivo, se emplean para controlar y mejorar el rendimiento individual y colectivo de los futbolistas. Además, los espectadores pueden tener acceso en tiempo real a estadísticas de equipo, movimientos tácticos o datos individuales de los jugadores.

Más inmersión y realidades mixtas

Volviendo sobre cómo ha cambiado la forma en que se ven los deportes, otra serie de tecnologías han ido ganando protagonismo al margen del 4K o los paneles OLED. Las realidades aumentada, virtual y mixta están abriendo nuevas posibilidades para los espectadores. Las tecnologías inmersivas están situando al público en el centro de la acción a través de una pantalla.

Competiciones como la Super Bowl o la MLB en Estados Unidos fueron pioneras en traer la realidad virtual al deporte. En España, la liga de fútbol ha anunciado que a partir de agosto ofrecerá contenido de la primera división a través de una aplicación de realidad virtual. Una tecnología disponible para todo el mundo desde ya.

Y todas las pantallas al servicio del deporte

Hemos hablado de calidad de imagen con Super UHD. De tecnología de vídeo aplicada al deporte con el VAR. Y de innovación con las nuevas realidades inmersivas. Pero falta mencionar las plataformas: la otra gran novedad que la tecnología ha traído a las retransmisiones deportivas es la multitud de pantallas a través de las cuáles se puede seguir la acción. Ya sean redes sociales, servicios de vídeo online o plataformas de streaming, los aliados del deporte no han parado de crecer.

Con LG Smart TV webOS, se puede acceder a todos estos contenidos a través del televisor conectado a internet. En directo o a la carta, sumando HDR y nanopartículas, con ayuda del VAR o sin ella, siguiendo el rendimiento del equipo en tiempo real o la velocidad del balón, lo importante es no perder detalle desde el salón de casa.

Imágenes | LG, Pixabay

Características

  • El primer televisor con inteligencia artificial
  • Los televisores OLED de LG son la última tecnología en visionado, más natural, brillante y realista
  • Su innovador diseño garantiza una inmersión total

Comprar ahora